Edición Impresa

Denuncian serias falencias en el Hospital Escuela Eva Perón de Baigorria

Lasamblea, que reunió a médicos, paramédicos, mucamos y personal administrativo se prolongó por una hora durante la cual numeroso público debió esperar para ingresar.

Sábado 15 de Marzo de 2014

Los problemas de seguridad, las malas condiciones de trabajo habida cuenta de los constantes actos de vandalismo y presuntos desmanejos de la conducción que habría nombrado a numerosos asesores y coordinadores cuyas funciones no se conocen con exactitud movilizan a los trabajadores del Hospital Escuela Eva Perón de Granadero Baigorria, que desde hace tiempo vienen manifestando su preocupación y disconformidad por el funcionamiento del efector.

   La situación llevó a un un centenar de trabajadores de las distintas áreas del hospital a manifestarse ayer en el hall central de ese centro de salud. La asamblea, que reunió a médicos, paramédicos, mucamos y personal administrativo se prolongó por una hora durante la cual numeroso público debió esperar para ingresar al centro de salud.

   El blanco de las protestas fue el director del hospital, Eduardo Codino, y el hecho que provocó que “rebalsara el vaso”, tal como lo indicó a La Capital uno de los delegados del sindicato Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), fue la designación de una nueva coordinadora cuyas funciones no se conocen, hecho que se sumó a lo que los trabajadores consideran como permanentes actitudes autoritarias.
  “Tu impuesto en asesores. Cambiemos el menú, basta de ñoquis”, rezaba uno de los carteles pegados en vidrios del centro de salud. El personal del hospital está nucleado en UPCN o en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y fueron los primeros quienes hicieron pública su queja en torno a las condiciones en las que se deben desempeñar. En declaraciones a la prensa local, uno de los delegados, Ariel Pérez, puso énfasis en señalar “el autoritarismo con el que se maneja el director” y destacó que desde el viernes pasado, el centro de salud es un caos, porque se ha cambiado arbitrariamente la modalidad de ingreso del personal y hasta de los pacientes.

Seguridad. Los trabajadores exigen además mejoras en la seguridad. “Estamos reclamando más personal de vigilancia. El destacamento tiene un policía y aquí los fines de semana ingresan pacientes que llegan tras protagonizar hechos delictivos y se generan situaciones violentas y peligrosas para el personal”, señalo el delegado gremial para quien la oficina de admisión debería contar con mejores instalaciones. “Tendría que haber alarmas que adviertan hechos de vandalismo”, agregó.

   Los trabajadores de la salud están en estado de asamblea permanente. “Ya nos reunimos el jueves con la dirección y lo único que encontramos fueron risas y maltratos. Hoy hicimos la asamblea y que el ministro de Salud se entere. Esto lo resolvemos con el estado de asamblea permanente, y queremos aclarar que la atención al público es absolutamente normal, pese a que como falta personal, las mucamas y los administrativos trabajan más No queremos perjudicar a ningún paciente y a la comunidad, pero sí volver a la tranquilidad que teníamos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS