Edición Impresa

Denuncian por lavado a Lázaro Báez, un empresario amigo de Kirchner

En una cámara oculta del programa de Jorge Lanata, Leonardo Fariña, esposo de la modelo Karina Jelinek, dio detalles de la maniobra. Dirigentes de la oposición se presentaron en Tribunales.  

Martes 16 de Abril de 2013

Varias denuncias contra el empresario Lázaro Báez y otros hombres de negocios se presentaron ayer en Tribunales federales por la presunta comisión del delito de lavado de dinero. Las presentaciones fueron hechas a partir de un informe periodístico emitido por el programa Periodismo para Todos, que conduce Jorge Lanata en canal 13, e incluyeron a dos hombres vinculados con la farándula: Leonardo Fariña y Fabián Rossi, esposos de la modelo Karina Jelinek y la actriz Iliana Calabró, respectivamente. Báez era amigo del extinto ex presidente Néstor Kirchner.

En una cámara oculta difundida por canal 13, el empresario Fariña decía: "¿Vos querés hacer un informe sobre la red de lavado del Estado? La única manera que lo descules es que yo te lo diga porque yo lo armé". El empresario, quien tomó notoriedad por haberse casado con Karina Jelinek, dijo: "Yo manejé la fortuna de un tipo de cinco mil millones de dólares", en referencia al empresario Lázaro Báez. Fariña también mencionó a Rossi como parte de las maniobras.

A su vez, el ex dueño de una financiera llamada SGI, Federico Elaskar, dijo que "Fariña envió decenas de millones de dólares y euros al extranjero a sociedades off shore que estaban vinculados a Lázaro Báez y a sus hijos, Leandro y Martín".

Lanata dijo contar con documentación que respalda sus denuncias y que consiguió el testimonio de Fariña hace más de un año a través de una cámara oculta. Este último explicó al presunto reportero cómo eran los supuestos envíos irregulares de dinero que le ayudó a hacer a Báez y de los que habría estado al tanto Kirchner.

Haciendo fila en Tribunales. Las denuncias quedaron radicadas en los juzgados federales de Sebastián Casanello y Rodolfo Canicoba Corral, y en la Fiscalía de Investigación de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, a cargo de Carlos Gonella.

Los magistrados deberán resolver si las unifican en alguno de los juzgados y, según el caso, pedirán opinión a los fiscales Guillermo Marijuan y Miguel Angel Osorio para determinar si avanzan con la investigación.

Los denunciantes fueron la diputada opositora Elisa Carrió, quien amplió una presentación que había realizado previamente en el juzgado de Julián Ercolini, y los abogados Ricardo Monner Sanz y Alejandro Sánchez Kalbermatten. También hubo otra presentación de la diputada nacional Patricia Bullrich (Unión Por Todos), junto a sus pares Federico Pinedo, Laura Alonso (PRO) y Carlos Brown (Frente Peronista), ante la Fiscalía de Investigación de Lavado de Dinero.

La presentación de Carrió inicialmente fue ante el juzgado federal a cargo de Julián Ercolini quien tenía una denuncia, ahora archivada, contra Báez y varios funcionarios del gobierno por asociación ilícita, entre los que se encontraban Carlos Zannini, Julio De Vido, Ricardo Jaime y Rudy Ulloa.

Para la diputada opositora, "la gravedad de los hechos que surgen de este informe" televisivo, son "prueba de la asociación ilícita denuncia y de otros delitos penales".

El juez Ercolini consideró que esta nueva denuncia tenía un "objeto procesal" distinto de aquella que él tiene a su cargo, y remitió a sorteo ante la Cámara Federal la presentación, tras lo cual fue designado el magistrado Sebastián Casanello.

Otra presentación judicial, contra Lázaro Báez, sus hijos Martín y Leandro, Fariña, el contador Daniel Pérez Gadín y Fabián Rossi, fue presentada por el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten y quedó radicada en el juzgado de Canicoba Corral.

Una tercera presentación quedó radicada en el juzgado de Casanello, en esta oportunidad del abogado Ricardo Monner Sans, quien denunció entre otros hechos "blanqueo de dinero, sobrefacturaciones, asociación ilícita, violación de deberes de funcionario público, amenazas, fraude fiscal y uso sin control de aviones privados".

Puntualmente, reclamó que "se allane la sede de la firma SGI, ubicada en el complejo Madero Center del barrio Puerto Madero de la ciudad de Buenos Aires", y que se cite a declarar a Lázaro Báez, sus hijos Martín y Leandro; Leonardo Fariña, Federico Elaskar, Daniel Pérez Gadín y Fabián Rossi ya sea en carácter "testimonial o indagatoria".

Suiza, Panamá y Belice. La diputada Carrió pidió también en su escrito que se libren exhortos a la Justicia de la Confederación Suiza y a la República de Panamá y a Belice a fin de que informen sobre la cuentas y vinculaciones en esos países de las personas mencionadas en el informe periodístico.

Iliana: "Mi marido se comió el garrón"

Iliana Calabró, esposa de Fabián Rossi, negó ayer que su marido haya incurrido en un delito. "Mi marido se comió el garrón. Me duele porque no nos merecemos ni mi esposo ni mi familia atravesar por todo este lío", dijo. Según explicó, su marido "tiene una consultora" especializada en marketing que "ha trabajado para distintas empresas" y resaltó que Leonardo Fariña, quien fue grabado con cámara oculta en el programa, "era un cliente más".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS