Edición Impresa

Denuncian falta de controles en uso de agrotóxicos en el sur provincial

Edgar Fontanellaz, el padre del bebé fallecido por la exposición a agrotóxicos, denunció que en todo el polo sojero del sur santafesino se están cometiendo infracciones ambientales de todo tipo y calibre como consecuencia de "la falta de controles por parte de municipios y comunas".

Lunes 05 de Marzo de 2012

Firmat.- Edgar Fontanellaz, el padre del bebé fallecido por la exposición a agrotóxicos, denunció que en todo el polo sojero del sur santafesino se están cometiendo infracciones ambientales de todo tipo y calibre como consecuencia de "la falta de controles por parte de municipios y comunas". En el caso de Firmat remarcó que "poco es lo que le importa a las autoridades un tema tan grave como es éste". Además recordó que el presidente del Centro Económico de Firmat, Roberto Bianco, tiene una denuncia por fumigar en una zona aledaña al parque Tiscornia de esa ciudad y ante decenas de personas que hacían actividades físicas.

Edgar y María Luisa esperaban gemelos y a las 33 semanas de gestación se enteró que uno de sus bebés estaba muerto. Su médico fue contundente con el diagnóstico y lo atribuyó a las fumigaciones sobre los terrenos en donde se encuentra su casa. Desde allí comenzó un derrotero judicial que aún continúa y un drama particular muy fuerte.

Fumigación y embarazo.Fontanellaz recuerda que el 22 de enero de 2011 se realizó en cercanías de su hogar, una fumigación a mansalva en el "período ventana una mujer que va de una menstruación a la otra y en donde uno no sabe si está embarazada. Es el período más crítico. A los dos meses, uno de los mellizos fallece y queda retenido intraútero hasta la finalización del parto. Fue muy riesgoso para mi señora y para mi otro hijo que nació hace unos cuatro meses". El campo donde se realizó la fumigación pertenece a la Asociación Zanini.

Edgar denunció que hay ausencia de controles por parte de la provincia y "complicidad médica, ya que el poder es muy fuerte y no vaya a ser cosa que se queden sin trabajo", ironizó. Luego resaltó que "no todos los médicos son iguales, pero sucedió muchas veces que te dicen informalmente que las causas son por los agrotóxicos pero cuando tienen que firmarlo no lo hacen".

Los Fontanellaz padecieron la última fumigación el 9 de septiembre de 2011 y llamaron a tres escribanos para realizar un acta pero todos se negaron:Marisa Samboni, Gustavo Bellon y Nora Dodorico. En la comisaría de la ciudad de Firmat tampoco tuvo suerte, porque un agente le manisfestó que no tenía patrullero para ir a intervenir.

Certificación médica. Sobre su caso particular, Fontanellaz dijo que "nosotros tenemos certificación médica que avala lo que estamos denunciando y por eso tenemos un juicio. Muchas veces te niegan la historia clínica del paciente porque en algunas consta las causales de la muerte y eso es muy complicado; más aún cuando hay presiones sociales de todo tipo para favorecer a la, entre comillas, producción".

Denunció además que "en Firmat hay una clara connivencia entre los distintos sectores. Nosotros no pudimos conseguir un abogado, un escribano para certificar que estaban fumigando y la Justicia también mira para otro lado. Tuvimos que hacerle una denuncia penal a la jueza Silvia Pozzi y se excusó de seguir en la causa al igual que el hermano, que es fiscal en Melincué".

Pozzi había dictaminado que no se fumigue en un radio de 800 metros de donde vivan los Fontanellaz; hecho que generó una ironía por parte de Edgar. "Es realmente una cosa de locos ese dictamen. Quiere decir que en Firmat hay ciudadanos de primera, que seríamos nosotros, y de segunda a los cuales se les puede seguir fumigando indiscriminadamente".

Centro Económico. Paradojas del destino, Edgar también denunció un hecho más que curioso. "Nosotros (por el grupo Firmat por la Vida) tenemos una denuncia realizada por fumigaciones el 31 de enero en el parque Tiscornia. En ese momento había decenas de niños y adultos haciendo actividades físicas. Lo curioso es que el campo pertenece al presidente del Centro Económico de Firmat, Roberto Bianco, quien debería dar el ejemplo en estas cuestiones".

Esa causa todavía continúa pero sin ningún tipo de respuesta ya que "no puedo entender como la provincia no se expidió sobre este tema tan sensible porque la denuncia también la hicimos en esa órbita. Lo que están haciendo es un genocidio económico en función de la producción y el dinero".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario