Edición Impresa

Denuncian bocas de agua en estado de abandono

La Asamblea por los Derechos Sociales relevó los hidrantes que usan los bomberos en el centro rosarino. Instan a ponerlos en condiciones.

Sábado 23 de Noviembre de 2013

El servicio sanitario y, específicamente, el estado de las bocas de agua ubicadas en la vía pública (técnicamente llamadas hidrantes) fue el punto que los responsables de la Asamblea por los Derechos Sociales (ADS) pusieron bajo la lupa en un relevamiento.

La entidad presentó ayer el informe que indica que “es de abandono la situación de estas bocas, que deben ser utilizadas tanto por los Bomberos Zapadores como Voluntarios, ante cualquier caso de incendio”, planteó Aníbal Faccendini, titular de ADS.

A partir del registro que, según detalló, se llevó adelante en el centro de la ciudad, ya se elevó un pedido al Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) para que exija a la empresa Aguas Santafesinas SA (Assa) que en 60 días releve todos los hidrantes de la ciudad y los ponga en condiciones. La misma solicitud se acercará la semana próxima al Concejo Municipal.

Sobre veredas. Los hidrantes son las también llamadas bocas de incendio que se encuentran sobre las veredas y que tienen entre sus funciones proporcionar un caudal considerable de agua a los cuerpos de bomberos ante casos de incendio.

   Lo que hizo la ADS fue relevar 20 de estas bocas ubicadas en el centro de la ciudad y sus integrantes señalaron que “a simple vista están abandonadas: la mayoría está en mal estado y tapadas o bien la presión de agua que tiene es baja y no alcanza para que pueda ser utilizada por los bomberos en caso de incendio”.

   Es más, Faccendini puntualizó que “la presión es baja; debería ser de 7 metros de columna de agua y eso no sucede en todos los casos, lo que indica que está por fuera de la normativa y obliga además a recurrir a cubas de agua”.

Los barrios. Para el presidente de la Asamblea, la situación que “se ve en el centro de la ciudad, se agrava en los barrios”, y agregó: “Si entre un 10 y un 20 por ciento de las familias de Rosario no accede, sobre todo en período estival, al servicio de agua potable de red por los serios problemas que existen de baja presión, mucho menos van a tener presión las bocas ubicadas en los barrios”. Y, como ejemplo, se preguntó “¿qué sucedería si se produce un incendio en un sector de mucha densidad poblacional como puede ser cualquier barrio Fonavi?”.

   Aunque admitió que “la normativa no indica precisamente cuántos hidrantes debe haber en la ciudad”, Faccendini sí señaló que “los especialistas indican que debe haber por lo menos uno cada dos cuadras”, y recalcó que “es una insensatez insoportable que estas bocas no estén en condiciones de cumplir con la función que tienen”.

   Además, recalcó que “la ley sí indica que la responsabilidad es del Estado”. Además, la empresa Assa “debe tener relevados estos puntos y en condiciones de que funcionen”, dijo. Y señaló que “es la morosidad del Estado y de la firma lo que obliga a recurrir a estas acciones”.

Intervención. A partir del relevamiento realizado, la Asamblea presentó ante el Enress un “pedido de intervención para que obligue a Assa a llevar adelante en un plazo no mayor a 60 días un relevamiento de todas las bocas de la ciudad para ponerlas en condiciones de funcionar inmediatamente”.

   Y adelantó que la semana próxima también se presentará ante el Concejo Municipal una solicitud similar “para que se tome cartas en el asunto en un problema de la ciudad y de la Intendencia”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS