Edición Impresa

Dengue: en cinco zonas de Rosario la situación ya es "muy crítica"

Villa Banana, Vía Honda, Hospitales, Agote y Parque Oeste son las áreas más complicadas. Las lluvias agravan el panorama. Detectan muchos casos autóctonos del virus.

Jueves 14 de Abril de 2016

En cinco zonas de Rosario el municipio detectó "circulación amplia y sostenida" de casos autóctonos de dengue. En algunas manzanas de esos barrios, casi todas la viviendas tuvieron o tienen afectados por el brote epidémico. "La situación en esos lugares es crítica y estamos reforzando las acciones", admitió la directora de Epidemiología, Analía Chumpitaz. "El panorama es complejo en toda la ciudad, en el país y a escala regional", agregó. En Rosario hay 706 casos confirmados, de los cuales 647 son autóctonos. Las intensas lluvias de los últimos días agravaron las condiciones ambientales que permiten la propagación del virus.

La funcionaria municipal precisó a LaCapital cuáles son las áreas más afectadas. "Por un lado está una zona muy amplia cercana a la terminal de colectivos en barrio Agote, gran parte de Villa Banana, los alrededores de Parque Oeste, Vía Honda (Avellaneda al 4400) y la zona de barrio Hospitales", enumeró.

Según Chumpitaz, son zonas donde "se ha detectado circulación amplia y sostenida" de casos autóctonos de dengue. "Allí la situación es crítica y hemos reforzado las acciones territoriales, los bloqueos y el reparto de información casa por casa", indicó.

En total, desde comienzos de año a estos días el municipio lleva efectuadas tareas de bloqueo en 396 manzanas y 12.300 viviendas. La tarea consiste en tomar la casa de la persona infectada con su manzana como referencia y ocho manzanas alrededor, es decir 9 manzanas en total.

En ese radio, que es el rango de máxima distancia que puede volar un mosquito adulto infectado, se accede a los domicilios correspondientes y se comienza con el descacharrado y la limpieza de los patios.

Los equipos de la Dirección de Vectores fumigan la zona para eliminar mosquitos adultos, evitando así la probabilidad de que un vector infectado pueda picar a otra persona.

La titular de Epidemiología remarcó que "el panorama es complejo en realidad en toda la ciudad, en todo el país y en la región. En provincias y países vecinos donde hay una presunta baja incidencia se debe en realidad a una mala información epidemiológica", aclaró.

A la fecha, en Rosario hay 706 casos confirmados de dengue, cuando en 2009, el año del brote epidémico anterior, hubo 107.

De los casos actuales, 647 son autóctonos y 59 importados de otras jurisdicciones. Desde el 25 de enero la Intendencia notó que empezó la circulación viral autóctona.

De los casos autóctonos, la gran mayoría, más de 600, se confirmaron a través de pruebas de laboratorio. El resto, por encima de los 200, se informó mediante "nexo epidemiológico, por el control clínico del médico y la cercanía del paciente con una zona de riesgo".

Chumpitaz precisó que "la mayoría de los infectados pertenece al serotipo uno, pero desde principios de marzo aparecieron algunos casos de dengue 4".

"Cuando una persona es picada por el mosquito que transmite la enfermedad, queda inmunizada de por vida para ese tipo de dengue. Y protegida por unos seis meses a un año para el resto de los serotipos. Si vuelve a resultar infectado con otro serotipo, hay mayores riesgos sanitarios por híper reactividad", explicó.

De allí la importancia "de que las personas que padecieron el virus estén alertas en caso de viajar a algún lugar donde hay circulación de otro serotipos del dengue, como en Brasil, donde están los cuatro tipos extendidos".

La funcionaria recalcó que la complejidad del panorama "no debe paralizar a la población sino todo lo contrario, debe hacernos reflexionar para reforzar la prevención".

En ese sentido, reiteró que "es clave el descacharrado y la limpieza del hogar. Hay tareas domésticas donde el Estado, municipal, provincial y nacional, no llega y son clave para evitar que se propague el virus".

Además recomendó "acentuar el uso de repelente de manera sostenida, cada seis horas, como si fuera un medicamento. Especialmente hay que colocarse al comenzar el día, ya que el mosquito no pica de noche como el cúlex. De noche sugerimos el uso de pastillas contra los mosquitos".

Finalmente, reconoció que existen "algunas dificultades" para la detección e información precisa de casos de dengue en el sector privado de Rosario. "Si no se informa debidamente no se puede hacer la tarea posterior, que es fundamental", apuntó.

Retoman las tareas de bloqueo y prevención

Desde hoy, distintas áreas del municipio retomarán las tareas de prevención y bloqueo en varias zonas. “Algunas tareas se postergaron por las intensas lluvias”, reconoció la directora de Epidemiología, Analía Chumpitaz.
  La funcionaria reconoció que las precipitaciones acumuladas “complicaron la situación preexistente ya que generaron la acumulación de mucha agua”, que es donde se instalan los mosquitos.
  “Pero al mismo tiempo —agregó— la lluvia caída se presenta como una oportunidad, mucha gente que antes no limpiaba sus patios, las casas, ahora lo hace y esa tarea es fundamental”.
  En paralelo, la Secretaría de Ambiente y Espacio Público reiteró recomendaciones para impedir la proliferación de mosquitos, alacranes y otros insectos.
  Desde Control de Vectores señalaron que es prioritario continuar con el descacharrado y presentar especial atención a agua de floreros, bebederos de animales, piletas en desuso, sin agua.
  También recomendaron utilizar telas mosquiteras, repelente y tabletas o espirales dentro de las viviendas. En los hogares que cuenten con césped, mantenerlo corto. Además, sugieren que quienes tengan gallinero conserven los bebederos limpios.
  Por otra parte, advirtieron sobre la posible aparición de alacranes. Al respecto, aconsejaron colocar tela metálica o plástica en las rejillas del interior y exterior de la vivienda para evitar uno de los posibles lugares de acceso.
  También utilizar tapones en los desagües de piletas de cocina, baños y lavaderos, aún cuando estén en uso; combatir las cucarachas; reparar grietas y fisuras de las paredes y revisar los zócalos de la madera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario