Edición Impresa

Demoraron a seis cuidacoches por denuncias de extorsión

Fue en la zona de La Fluvial. Hubo quejas por actitudes violentas y "tarifas" de 30 a 50 pesos a quienes iban a los boliches. Quince días atrás hubo una acción similar y en marzo desalojaron a 20 personas.

Sábado 26 de Octubre de 2013

Un nuevo operativo en la zona de La Fluvial terminó con seis hombres demorados después de que varias denuncias telefónicas los sindicaran como "cuidacoches extorsivos". Quince días atrás hubo una acción similar y en marzo pasado desalojaron a 20 personas, siempre en el mismo sitio y circunstancia, tarifar la vigilancia de los autos (ver aparte).

En esta ocasión la redada no pasó de la identificación, persuasión y limpieza de los asentamientos que suelen armar en el lugar para fijar territorio.

La movida arrancó cerca de las 21 del jueves. El momento fue el elegido porque el panorama estaba tranquilo, sin mucha circulación de gente. La piedra de toque fueron las denuncias telefónicas que recibió la Guardia Urbana Municipal durante el pasado fin de semana. Estos llamados aludían a conductas extorsivas por parte de los cuidacoches del lugar, donde funcionan dos boliches bailables.

"Se habían denunciado situaciones de violencia en el trato por parte de quienes dejaban los automóviles", explicó el secretario de Seguridad Ciudadana, Luis Baita. Los aprietes son conocidos, tarifa alta y fija o encontrar alguna represalia en el vehículo por no haber pagado. Los precios iban de 30 a 50 pesos.

El operativo estuvo a cargo de la Guardia Urbana Municipal, la Brigada Motorizada y la Guardia de Infantería, además de la comisaría 1º, cuyo titular, Gustavo Daniel Bella, aclaró los alcances del procedimiento. "Fueron demoradas seis personas, no quedaron detenidos".

Según Bella, el operativo conjunto se realizó para evitar males mayores y para calmar las aguas. "Se llevó a los seis cuidacoches mayores de edad a la comisaría, donde permanecieron mientras se los identificaba", explicó. Y dijo que si bien algunos tenían antecedentes, en ningún caso había pedido de captura.

Además, dijo que los demorados negaron tener las actitudes denunciadas, que desde hace mucho tiempo cumplen esa función en la zona de La Fluvial y que la recompensa por vigilar los autos era "a voluntad de sus dueños". Según los responsables del procedimiento, las quejas telefónicas se reciben a partir del jueves y durante el fin de semana.

"No se abrió causa judicial, sólo se les notificó y se les hizo saber los alcances penales que afrontarían si en lugar de llamados anónimos alguien decidiera formalizar las denuncias", contó Bella. Y dijo que quince días atrás, en esa zona, avenida Belgrano y Rioja, se realizó un operativo similar.

Territorio. Según Baita, los cuidacoches habían levantado en un rincón una forma de ranchada, con colchones y elementos para cocinar. "Esto se hace para marcar el territorio frente a otras personas que quieran reemplazarlos en ese lugar", explicó Baita. Todos estos elementos fueron levantados y depositados en la sede de la Guardia Urbana Municipal.

Para Baita, esta estructura que habían levantado en un espacio de La Fluvial, no significaba que los cuidacoches estuvieran en situación de calle. "No nos consta que ese fuera el caso, muchas veces arman una especie de estructura para ganar territorio con respecto a otras personas, entre ellos suele haber muchas disputas".

En el lugar también se encontraron dos motos de baja cilindrada cuya procedencia no se pudo justificar y dos automóviles que, en ocasiones, se utilizaban para dormir. Los cuatro vehículos fueron remitidos al corralón municipal a fin de determinar la procedencia.

"Estamos realizando este tipo de operativos y vamos a continuar", aseguró Baita. En los últimos meses del año la actividad en los lugares bailables sube el tono con una mayor cantidad de público. Esta situación potencia el trabajo de los cuidacoches y como contrapartida, también las denuncias. Claro que nunca se puede ni debe generalizar, menos estigmatizar, hay trapitos que se encargan de lavar los autos y cuentan con la confianza de sus propietarios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS