Edición Impresa

Demoler las torres colapsadas de Salta 2141 costará $ 9 millones

El gobernador Antonio Bonfatti confirmó que la demolición de las torres afectadas por la tragedia del 6 de agosto en Salta 2141 comenzará dentro de 10 días y estimó que "a más tardar durante...

Viernes 20 de Septiembre de 2013

El gobernador Antonio Bonfatti confirmó que la demolición de las torres afectadas por la tragedia del 6 de agosto en Salta 2141 comenzará dentro de 10 días y estimó que "a más tardar durante la próxima semana" se firmará el contrato de adjudicación, bajo un presupuesto provincial estimado en 9 millones de pesos.

Tres empresas, una de ellas rosarina, compiten por realizar las tareas que se extenderán entre 3 a 4 meses. Se aplicarán sistemas mecánicos para el retiro del hormigón y escombros. Participarán del trabajo unos 30 operarios y, mediante un método de apuntalamiento de las bases, se retirará el material desde la parte superior hacia abajo.

Bonfatti presidió ayer la entrega de 102 viviendas sociales en barrio Ludueña (ver aparte). En este marco, el gobernador adelantó que el proceso licitatorio para la demolición de las torres de Salta 2141 "esta terminado y sólo resta adjudicarlo". Y precisó que la decisión se tomará entre hoy y la semana que viene. "Estamos casi seguros que adjudicamos y empezamos ya. Se adjudica, se presentan garantías y documentos pertinentes y larga la demolición. Incluso, creemos que si no es la semana que comienza, será la otra", estimó el gobernador.

Al respecto, el secretario de Hábitat santafesino, Gustavo Leone, adelantó a LaCapital que las tareas de retiro de estructuras colapsadas y escombros en el lugar tendrán un costo aproximado de "9 millones de pesos".

Tres en danza. "Tenemos un presupuesto preliminar, las empresas cotizaron todas en relación a esta estimación. Se les pidió a todas un listado de actividades para cotizar, para que tuvieran todas las misma base", señaló Leone.

A las tres empresas (dos de Buenos Aires y Milicic por Rosario, ya que una cuarta se retiró del proceso) se les pidió un mismo listado de actividades para que puedan cotizar.

Lo cierto es que la demolición será mecánica y por ende se descarta la implosión.

Las tareas demandarán entre 3 a 4 meses de trabajo y resta ajustar por cuál de las dos estructuras que aún continúan en pie se comenzará.

La idea es comenzar sobre el edificio que da por Salta 2141, ya que permitirá lograr más rápido la habitabilidad de las torres de departamentos que están enfrente. También se definirá el circuito de ingreso y egreso de camiones con hormigón y escombros, entre otros temas a ajustar.

"El contrato estará firmado entre mañana (por hoy) o el lunes. Las empresas ya tienen todos los papeles listos y ya estamos armando la documentación", adelantó el secretario de Hábitat santafesino.

Primeros detalles. La demolición manual implicará consolidar las estructuras dañadas en columnas y vigas para garantizar seguridad a la hora de trabajar desde las partes superiores hacia abajo. Es casi un hecho que primero se demolerá una casa contigua a la torre 2 (colapsada en su totalidad) para seguir con el resto.

Trabajarán unos 30 operarios, se destacará una grúa-torre y excavadoras de tipo mordaza y martillo para ir rompiendo el material. El contrato con la empresa se da en el marco del convenio firmado entre la provincia y la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) bajo el sistema "costos y costas", donde se elimina el lucro o beneficio de la contratista y se pagan los materiales, más un porcentaje de la dirección de la obra.

Esperando a la Nación. Una vez entregadas las llaves de las flamantes viviendas que la provincia construyó en el barrio Ludueña, Bonfatti aprovechó para recordar que la ayuda prometida por el gobierno nacional a pocas horas de desatada la tragedia en Salta y Oroño todavía no se ha materializado. "No llegaron los 10 millones de pesos de ayuda de la Nación, no hubo un solo centavo, por lo que seguimos afrontando todo este proceso con recursos propios", remarcó ayer el gobernador.

Es más, reveló que la Casa Gris hizo el reclamo formal por nota. "Esperemos que el dinero pueda ser aportado a la provincia", deslizó Bonfatti.

¿Qué pasará después? "Tendremos que esperar la actuación de la Justicia", reiteró el gobernador.

Extraoficialmente, el monto asegurado hecho por las compañías de seguro de los edificios rondaría los 26 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS