Edición Impresa

Delgado se tiene confianza para jugar con Rosario Central en primera división

"Soy consciente que es una categoría muy difícil, pero confío en lo que puedo dar", manifestó el lateral izquierdo de Central, complacido con el respaldo que le da Miguel Angel Russo

Domingo 14 de Julio de 2013

Entró al lobby del hotel del predio auriazul de Arroyo Seco con una sonrisa, que en cierta manera fue un gesto que buscó la complicidad de los periodistas que esperaban su palabra. Es que Rafael Delgado no es adepto a las declaraciones, y todos lo saben. Pero esa inestabilidad que siente a la hora de hablar se contrapone a la seguridad que tiene para actuar en la primera división, una divisional en la que nunca jugó y en la que las exigencias son mayores. "Soy consciente que es una categoría muy difícil, pero confío en lo que puedo dar", manifestó el lateral izquierdo de Central, complacido con el respaldo que le da Miguel Angel Russo, cuyas prioridades en la búsqueda de refuerzos no contemplan un reemplazante para su puesto.

El auto conducido por Federico Carrizo recorrió los cien metros que separan el sitio de estacionamiento ubicado junto a la cancha del hotel del predio de Arroyo Seco. De ese coche bajó Delgado. Habían transcurrido pocos minutos del final de la práctica y algunos, como él, se bañaron apresurados, con ganas de irse raudamente. Y se entiende. Había terminado la concentración que empezó el miércoles y tenían ganas de descansar y reencontrarse con sus familias.

"No pensé que iba a costarme tanto", manifestó Delgado sobre el partido que disputaron ayer por la mañana luego de varios días en los que la actividad del plantel tuvo como prioridad los trabajos físicos. Después, el defensor se sentó en uno de los confortables sillones del lobby del hotel y habló sobre el desafío que significa jugar en primera, tras hacerlo siempre en la Primera B Nacional, desde su debut en 2011 con Omar Arnaldo Palma como entrenador.

"Sé que tengo que responder como lo vengo haciendo hasta ahora, tratando de hacerlo de la mejor manera posible, siendo consciente que es una categoría muy difícil", declaró Delgado, quien ante la pregunta de si siente temor de no responder a las exigencias de una primera división, fue tajante: "Dudas no tengo. Siempre confío en lo que puedo dar. Y si el técnico decide que debo estar será por algo".

Cuando se le mencionó que Central no está detrás de un marcador izquierdo, señal de que confían en sus condiciones, manifestó que eso lo reconforta. "Que el técnico no busque otro lateral me hace sentir bien. Eso quiere decir que me esforcé mucho el torneo pasado, y que lo que logré es un mérito a todo ese sacrificio", sostuvo.

Este presente, asentado en el primer equipo, difiere de su realidad de hace un año, cuando Central venía de perder el ascenso con Juan Antonio Pizzi como entrenador y Delgado casi no iba ni al banco de suplentes después de haber estado algunas veces de titular.

"La pretemporada pasada no me imaginaba que iba a terminar como lo hice. Pero siempre laburé de la misma manera para estar en el equipo. Ahora lo sigo haciendo igual, y no va a cambiar mi manera de ser, más allá de si juego o no", aseguró el lateral auriazul.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS