Edición Impresa

Delbonis le dio un palo a Federer

Delbonis, nacido en Azul y ubicado en el puesto 114 del ranking mundial, empleó una hora y 53 minutos para vencer a Federer (5º) y buscará hacer más historia hoy a las 10 ante Fognini.  

Domingo 21 de Julio de 2013

El argentino Federico Delbonis cumplió una actuación consagratoria, la mejor de su carrera, y avanzó a la final del ATP 500 de Hamburgo, tras superar nada menos que al suizo Roger Federer por 7/6 (7) y 7/6 (6), e irá hoy en busca de su primer título como profesional.

Delbonis, nacido en Azul y ubicado en el puesto 114 del ranking mundial, empleó una hora y 53 minutos para vencer a Federer (5º) y buscará hacer más historia hoy a las 10 ante el italiano Fabio Fognini.

Fognini (25º) había accedido a la final tras vencer al español Nicolás Almagro (15º) por 6/4 y 7/6 (1). La única vez que el italiano enfrentó a Delbonis perdió, en la clasificación para el Masters 1000 de Madrid de hace dos años. Aunque hoy habrá un escenario diferente.

Delbonis protagonizó la mejor semana de su carrera luego de atravesar la clasificación y, una vez en el cuadro principal, despachó al alemán Julian Reister (107º), al catalán Tommy Robredo (29º), al ruso Dimitry Tursunov (68º), al español Fernando Verdasco (34º) y ayer al suizo que ostenta sobre su lomo nada menos que 77 títulos, 17 de ellos de Grand Slam.

El zurdo, fanático de Boca y de una estatura imponente de 190 centímetros, alcanzará mañana el mejor ranking de su carrera, ya que ascenderá al menos hasta el puesto 68 con su acceso a la final.

Delbonis, quien había sido semifinalista de un ATP en Stuttgart 2011, en un torneo de menor jerarquía que Hamburgo, no le ganó a Federer de casualidad, ya que más allá de lo apretado del marcador, dominó el partido siempre con sus "misiles" de drive y dio sensación de superioridad sobre su rival en los momentos clave.

En el primer set, sufrió un quiebre rápido pero demostró gran convicción y lo recuperó para igualar 2/2, sustentado en la potencia de su derecha y oportunas subidas a la red. Así llegó al tie break, luego de haber dispuesto antes de dos sets points, ambos con el saque del suizo.

Federer, cuando estuvo acorralado, salvó las dos situaciones con un primer saque profundo que encontró una devolución floja, y luego con otro primer servicio al medio, imposible de devolver.

En la definición rápida, Delbonis no dejó escapar sus chances y así se llevó el primer set.

En el segundo parcial, Federer mejoró su juego, aceleró más con su derecha y cambió los ritmos, mientras que el azuleño cometió un par de errores no forzados infantiles, pero no decayó mentalmente. Al contrario, los corrigió con decisión y una saludable actitud ofensiva.

El gran mérito de Delbonis para llegar nuevamente al tie break y ganarlo fue que jamás acusó miedo escénico, pese a que enfrente tenía a un galáctico. Y como no se paralizó por la presencia omnipotente del suizo se quedó con una victoria inolvidable.

El triunfo de Delbonis permitirá al tenis argentino tener por segunda semana consecutiva a un finalista, tras el título que logró Carlos Berlocq el domingo en Bastad, tras superar en la final al español Verdasco.

El certamen alemán vuelve a ofrecer un guiño cómplice al tenis argentino desde aquella edición de hace 10 años, cuando el Mago Coria se coronó campeón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS