Edición Impresa

Del Potro logró la medalla de bronce tras superar a Djokovic

Juan Martín Del Potro volvió a hacer historia grande en el tenis. Como en 2009, cuando se consagró ganando el US Open, el tandilense esta vez hizo ruido al ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos: la primera para Argentina en esta edición y la cuarta del tenis nacional en toda su historia.

Lunes 06 de Agosto de 2012

Juan Martín Del Potro volvió a hacer historia grande en el tenis. Como en 2009, cuando se consagró ganando el US Open, el tandilense esta vez hizo ruido al ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos: la primera para Argentina en esta edición y la cuarta del tenis nacional en toda su historia. Tras un partido excepcional en el que venció a Novak Djokovic, número dos del mundo, por 7/5 y 6/4, Delpo se subió al podio nada más y nada menos que en el mítico All England Club, escenario de Wimbledon.

“No sé si es histórico o no, pero lo recordaré toda mi vida. Me quedará grabado en el corazón. Este momento es espectacular. Lo quiero compartir con los argentinos que me siguieron desde todos lados, esto es para ellos”, dijo Del Potro tras el encuentro, aún con la bandera argentina sobre sus hombros.

“Esto es único, son sensaciones tan adentro, difíciles de explicar, no sé si alguna vez viví algo así”, siguió el tandilense, visiblemente emocionado tras conseguir la primera medalla para Argentina en estos Juegos.

Por eso el saque a 208 kilómetros por hora con el que Del Potro selló su victoria ante Djokovic desató una explosión de emociones. “Hasta hoy (por ayer) a las tres de la mañana estuve llorando”, dijo Delpo refiriéndose a la dolorosa caída por 19 a 17 que había sufrido en la semifinal del viernes ante Roger Federer tras cuatro horas de partido.

“Me descargué tanto que pude recuperar energías para hoy. Llega al corazón, a uno le da mucha potencia y amor por salir a jugar estos desafíos”, añadió el número nueve del mundo.

La intensidad con la que Juan Martín vivió su partido por el bronce se reflejó en la frase que tiró el tandilense y que arrancó sonrisas: “En el último game (sacó para partido) estaba todo cagado, pero metí los tres mejores servicios del año y quizás de mi vida”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario