Edición Impresa

Definen en una semana la suerte de las cocheras subterráneas

El Concejo acordó tratar el jueves próximo el proyecto del Ejecutivo para licitar dos playas soterradas. Resta definir la inversión y los plazos.

Jueves 12 de Marzo de 2015

El Concejo definirá el jueves próximo la suerte de las dos primeras cocheras subterráneas que pretende licitar la Intendencia. Los ediles acordaron postergar siete días el tratamiento del mensaje que envió el año pasado al cuerpo el Ejecutivo con las playas de estacionamiento debajo de la plaza del Foro y del Distrito Centro. Dos aspectos clave del proyecto dividen al oficialismo de parte de la oposición: el monto mínimo a exigir de la inversión y el plazo de la concesión a otorgar.
  En la sesión de ayer, los ediles aprobaron una resolución a través de la cual le pusieron fecha al tratamiento en el recinto de las dos primeras cocheras subterráneas que proyecta tener la ciudad: será el jueves 19 de marzo.
  De esta forma, los concejales zanjaron una discusión reglamentaria respecto a los plazos legales que había para debatir el expediente remitido por la intendenta Mónica Fein a fines de 2014. El cuerpo tenía cinco sesiones ordinarias para tratar el asunto y había versiones encontradas respecto a cuándo vencía esa fecha.
  La semana próxima el tema se discutirá en el recinto, tenga o no despacho de las tres comisiones parlamentarias que vienen abordando el asunto: Planeamiento, Gobierno y Ecología.
  “Hasta ahora ningún bloque nos planteó alguna objeción de fondo que rechace los pliegos que envió el Ejecutivo”, aclaró el presidente de la bancada socialista, el edil Manuel Sciutto.
  El concejal oficialista remarcó que “sobre las localizaciones que se eligieron, el entorno de la plaza del Foro y del Distrito Centro y sobre el proyecto arquitectónico y de movilidad, no hubo impugnaciones de la oposición”.
  Luego admitió que “hay algunas diferencias sobre el monto mínimo a exigir a los adjudicatarios y los plazos de la concesión que se discutirán durante la semana”.
  En ese sentido, el concejal radical Jorge Boasso pidió semanas atrás que el canon pase de 40 mil a 90 o 130 mil pesos, y que el plazo de concesión de 25 años se reduzca a no más de 18 años.
  Sciutto apuntó que el interbloque del Frente Progresista “no se opone a incorporar modificaciones al proyecto original para que logre el mayor consenso posible en el recinto” la semana próxima.
  Pero advirtió: “El monto de la inversión de mínima y los plazos que se contemplaron en el pliego son lo que estimó el estudio de costos que hizo la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), a pedido del propio Concejo”.
  Con lo cual, según Sciutto, de modificarse parte de esa ecuación, “el Concejo estará alterando lo que se le encargó a la Universidad para determinar con rigor científico las reglas de juego del proceso” licitatorio.
  De acuerdo al mensaje firmado por Fein, la concesión de obra pública contempla una inversión que para ambas localizaciones suma cerca de 76 millones de pesos, con un plazo de 25 años.
  Según el texto remitido al Palacio Vasallo, los adjudicatarios deberán pagar un canon mensual ajustable por facturación, cuyo piso inicial será de unos 40 mil pesos.
  La tarifa que abonarán los automovilistas no estará regulada y se ajustará de acuerdo a las “reglas del mercado”. Pero se exigirá al concesionario que cada 15 minutos haya disponible una combi gratuita para que los conductores vayan al centro sin su auto.
  Una vez que la Municipalidad lance la licitación, durante el mes de abril, se estima que cuatro meses más tarde estarán dadas las condiciones para conocer los ganadores. Dos años más tarde la obra tendrá que estar lista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario