Miércoles 15 de Abril de 2009

La intempestiva partida de Carlos Merlo a la dirección técnica de Central fue un cimbronazo inesperado para el plantel. En el búnker canalla nadie imaginaba la decisión que tomó Mostaza justo a mitad del río y con el agua del promedio hasta el cuello. Luego del entrenamiento de ayer, que fue dirigido por Ariel Cuffaro Russo (ver aparte), los dos máximos referentes, Cristian y Ezequiel González, tomaron la palabra en representación de sus compañeros y sin pelos en la lengua abordaron el alejamiento traumático de Merlo. Ambos coincidieron en que no les cayó bien que Mostaza se fuera sin pasar a despedirse y que no entendieron los motivos que esgrimió el DT para dar el portazo (ver página 3).

Ezequiel González quedó en el ojo de la tormenta ni bien consumada la partida de Mostaza. Es que Merlo se aferró a la frase que Equi lanzó tras la victoria en Tucumán "Central fue un desastre" y así el DT dio un paso al costado bajo la excusa de que ya no se sentía cómodo dentro del vestuario. El enganche ayer hizo su descargo. "Es una lástima que Merlo me acusó por su renuncia. Me puse a disposición de él. Le dije que si lo había ofendido por lo que expresé estaba dispuesto a bajar a la reserva. No lo quise ofender y nunca estuve en desacuerdo con Mostaza. Lo único que dije fue que no jugamos bien con San Martín. Eso no era motivo para prenderme fuego y mandarme a la hoguera. Quería que siga siendo el técnico. Nos dijo que se iba a quedar hasta el final a pelearla y se fue", afirmó Equi.

Cristian González remarcó: "El plantel estaba a muerte con Merlo. No hay que apuntarle a Ezequiel, quien tuvo la hombría de pedir disculpas ante todos. Los jugadores hicimos el máximo esfuerzo para ayudar a Mostaza. El aportó resultados positivos. Me cuesta creer que se haya ido por lo que dijo Equi. Sea cuál sea el técnico, debemos tener en claro que el objetivo es dejar a Central en primera".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario