Edición Impresa

Debut a toda orquesta del Tata Martino al frente del poderoso Barcelona de Messi

Primer partido. Primer contacto con el Camp Nou. Primera copa. Primeras sensaciones. Primeras respuestas. Primer test. Y primera prueba superada. Más que superada.

Sábado 03 de Agosto de 2013

Primer partido. Primer contacto con el Camp Nou. Primera copa. Primeras sensaciones. Primeras respuestas. Primer test. Y primera prueba superada. Más que superada. Primera prueba aprobada con sobresaliente. Sí, el Barcelona del Tata Martino se presentó ante más de 80 mil culés en el tradicional Trofeo Joan Gamper. Y encandiló a su gente. Y a su rival. El pobre Santos deambuló y, literalmente bailó, ante la presión y el fútbol desplegado por el equipo del gran Leo Messi. Fue 8 a 0. Fue una goleada inolvidable. Una goleada que marca el inicio de la sociedad Martino-Barsa. Y tras lo visto anoche las acciones están en alza. Mucha presión. Presionaba Alexis. Presionaba Pedro. También lo hacían Iniesta, Alves, Xavi y Messi. Desde el inicio Barcelona fue una tromba. Un torrente de presión, toque, verticalidad y velocidad que dejó a Santos sin respiración, sin ideas. En su presentación ante la prensa, Martino fue claro. Dijo que quería a un Barcelona que recuperara la presión y defendiera bien arriba. Y anoche vaya si lo cumplió.

   Un comprometido y siempre genio y figura Leo Messi se sumó desde el minuto cero a la propuesta de Martino. Y esa actitud contagió a todos. Fue hasta emocionante ver al mejor jugador del mundo en ese rol de presionar, morder y seguir haciendo magia. Y así llego el primer gol en la noche catalana: presión, velocidad y definición exquisita del astro rosarino ante la salida del arquero Aranha. Iban sólo 7 minutos. Era el inicio del tsunami. Era la pauta que imperaría los 90 minutos.

   No hubo tregua. No hubo pacto con el rival. No hubo piedad. El Barsa del Tata, comandado por Messi, hizo un primer tiempo antológico. Abusó de la inocencia brasileña y lo pasó por arriba con una presión más que elogiable para un equipo que está en plena pretemporada. Fue 4 a 0 en cuarenta y cinco minutos. Fue una bocanada de fútbol como las que está acostumbrada a saborear el paladar catalán.

   En la segunda parte cambiaron los protagonistas. Los grandes nombres le dejaron paso a los nombres. Pero la idea fue la misma. Martino realizó ocho cambios. Y sin embargo eso no debilitó al Barcelona. Debutó Neymar. Tuvo tiempo de jugar un rato con Leo. Y los goles siguieron llegando del lado del equipo catalán. Fueron ocho. Sí, ocho, casi una goleada histórica en otra noche histórica para el entrenador rosarino. Una noche en se habían depositado muchas expectativas. La noche en la que el Tata rendía su primer examen ante el Camp Nou. Y fue perfecta. O casi. Sólo faltó el gol de Neymar, pero se rumorea de que pronto llegarán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS