Edición Impresa

De Nicasio Oroño a Gerónima

Derechos civiles. Un avance reciente permite bucear en hechos históricos ocurridos hace 150 años.

Viernes 24 de Abril de 2015

Santa Fe, el primer Estado en consagrar el matrimonio civil en la República Argentina, durante la gobernación de Nicasio Oroño, podrá exhibir también el logro de haber sido la primera en autorizar a una madre a inscribir a su hija con el apellido materno en primer lugar y el paterno detrás.

Esta posibilidad está contemplada en el nuevo Código Civil que comenzará a regir en agosto próximo.

Oroño fue electo gobernador cuando tenía 40 años de edad. Su obra en materia de derechos civiles cobra mayor relevancia teniendo en cuenta el contexto en las que fueron impulsadas.

Oroño, hombre de infancia dura, hijo de un perseguido político, empleado de comercio, pulpero, autodidacta, operador político y luego funcionario adhirió a un programa de gobierno que contaba con el apoyo y respaldo de un grupo político al que mucho le debía y al que se encontraba unido por intereses y proyectos de un país en común, y que en ese momento tributaba a la política exterior del presidente Bartolomé Mitre, que incluía la participación de los argentinos en la fratricida y cruel Guerra del Paraguay.

Oroño exhibió en la provincia de Santa Fe una vocación por cambios estructurales. En este sentido debe destacarse el decreto del 7 de junio de 1866 por el cual se declaró obligatoria la instrucción pública en la provincia. Además establecía que en todo centro de población donde pudieran reunirse diez alumnos debía levantarse una escuela de primeras letras.

Oroño logró que la Legislatura santafesina sancionara el 25 de septiembre de 1867 la ley que estableció el matrimonio civil. Anteriormente también se había declarado de propiedad municipal los cementerios públicos, que hasta entonces eran parroquiales y destinados a los feligreses.

El 22 de diciembre estalló una revuelta opositora que, sacando provecho del descontento conservador y los intereses en pugna por la política nacional, terminó con la experiencia oroñista.

Recién 20 años después, en 1888, el Congreso de la Nación estableció el matrimonio civil en la República Argentina pero en Santa Fe. Debieron transcurrir más de tres décadas después del derrocamiento de Oroño para que se legislara sobre el tema, creándose el 4 de enero de 1899 la Dirección del Registro Civil de la Provincia, secularizándose los tres actos básicos que sustentaban los derechos civiles: el nacimiento, el matrimonio y la muerte.

La demorada instalación del Registro Civil en Santa Fe puede explicarse también por las limitaciones administrativas y financieras del Estado finisecular en formación y la inestabilidad política que soportaron los gobiernos de filiación roquista que se sucedieron en el poder entre 1883 y 1902. La evolución de esta repartición fue observada como un indicador de la modernización estatal y los cambios operados en la burocracia estatal.

La decisión del Registro Civil de la provincia de Santa Fe, a favor de Lorena Torres y a su esposo, Diego Pinto, de inscribir a su beba Gerónima con el apellido materno en primer lugar y el paterno detrás, coincide con el 150º aniversario del inicio de la gestión Oroño, autor de las primeras conquistas en la materia en el territorio argentino.

Miguel Angel de Marco (h) / Historiador

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario