Edición Impresa

De la Sota: "Si Dios quiere, seré candidato presidencial"

El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, acusó al gobierno nacional de "desalentar el diálogo", apuntó a la presidenta Cristina Kirchner por no realizar reuniones "ni con los gobernadores que apoyan el modelo".

Sábado 01 de Septiembre de 2012

El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, acusó al gobierno nacional de "desalentar el diálogo", apuntó a la presidenta Cristina Kirchner por no realizar reuniones "ni con los gobernadores que apoyan el modelo" y cuestionó una "perversa idea de una Argentina bipolar".

"No hay reunión de gabinete, no hay reunión con los legisladores, no hay reunión ni con los gobernadores que apoyan el modelo", enfatizó De la Sota. El mandatario habló de una "política de desalentar el diálogo" por parte del gobierno nacional y defendió sus contactos con dirigentes opositores, al indicar que "ser dialoguista no significa ser conspirador".

De la Sota dijo que "si Dios quiere" será candidato presidencial en 2015 y lamentó que el Ejecutivo "sea tan cerrado y no se deje ayudar".

"Que uno busque el diálogo algunos lo toman como destituyente", señaló, y consideró que sus encuentros con "Mauricio Macri o con Daniel Scioli" fueron "una manifestación de pluralismo".

"Me preocupa esta perversa idea de una Argentina bipolar", advirtió De la Sota, quien destacó "las cosas buenas del gobierno", pero lanzó críticas a la gestión de Cristina Kirchner.

Para el mandatario justicialista, "aferrarse sólo a los aciertos y negarse a cambiar no alcanza como argumento para acusar de conspirador al que tiene una opinión distinta".

"Es un grupo tan cerrado el del gobierno... Me da pena que no se dejen ayudar", lamentó. Además, subrayó que "no puede ser que no se tomen medidas contra la inflación, no puede haber funcionarios que digan que la inseguridad es una sensación. Con el kirchnerismo tuvimos una historia de acuerdos y desacuerdos, muchas veces estuvimos enfrentados y otra tantas juntos; no entiendo por qué me transforman en un enemigo del modelo kirchnerista, debe ser porque defiendo los intereses de mi provincia".

A pesar de su manifiesto deseo de ir por la Rosada, aseguró que hoy no está posicionado como candidato presidencial. "La gente no me ve como un candidato a presidente sino como un gobernador que defiende su provincia", explicó.

Al ser consultado sobre sus aspiraciones políticas de cara a las elecciones del 2015, De la Sota afirmó: "Dios dirá. No me considero imprescindible, los cementerios están llenos de imprescindibles. Un país no se construye con soldados obsecuentes a los que se los mandan para pelear contra aquellos que piensan distinto".

No contesta. De la Sota evitó responder a los dichos del jefe de Gabinete nacional, Juan Manuel Abal Medina, quien lo señaló como "Robin Hood pero al revés", aunque aseguró: "Hace rato que no pierdo tiempo contestando cosas que no le interesan a la gente; solamente los necios y los tontos creen que saben demasiado".

De la Sota alertó sobre "la perversa idea de ir creando una Argentina bipolar, donde los que no están de acuerdo se callan la boca o lo califican como traidor a la patria o candidato de Clarín".

Paralelamente, luego de que el frente de gremios estatales se comprometiera a no realizar nuevas medidas de fuerza hasta el 10 de septiembre, a la espera de los resultados de la audiencia convocada por la Corte Suprema para discutir acerca de los 1.040 millones de pesos que Córdoba le reclama al gobierno nacional en concepto de coparticipación, el gobernador mediterráneo decidió postergar la aplicación de los recortes previstos en la reforma previsional aprobada por la Legislatura provincial el 8 de agosto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario