Edición Impresa

Daniel Barenboim y Martha Argerich en un recital histórico

Los músicos argentinos se reencontraron después de casi veinte años. Brindaron un show inolvidable en Berlín y el público los ovacionó.

Martes 17 de Septiembre de 2013

Los argentinos Daniel Barenboim y Martha Argerich pusieron de pie al público de Berlín, que la noche del domingo celebró con euforia el reencuentro de dos figuras cumbre de la música clásica después de casi dos décadas. Ante un auditorio repleto en la mítica Filarmónica de la capital alemana, el mismo escenario donde ambos habían actuado juntos por última vez en 1996, Argerich ofreció el concierto para piano número uno de Ludwig van Beethoven acompañada por la Orquesta Estatal de Berlín con dirección de Barenboim.

La interpretación luminosa y sutil de la argentina en una obra ardua que incluye pasajes de enorme virtuosismo desató una ovación atronadora del público, que Barenboim y Argerich recibieron intercambiando gestos cómplices y empujándose hacia la parte delantera del escenario.

Los aplausos sólo cesaron cuando Argerich volvió a sentarse al piano para ofrecer como "bis" una pieza de Robert Schumann y volvieron a ensordecer la sala tras la última nota.

Ante la insistencia de un público incansable, la colocación de una segunda banqueta junto al piano anticipó la sorpresa de la noche: los dos pianistas tocaron a cuatro manos y fuera de programa una pieza de Franz Schubert. Al terminar, Argerich reposó la cabeza sobre el hombro de Barenboim, que respondió besándole la mano. Nacidos en Buenos Aires con sólo un año de diferencia, Argerich (1941) y Barenboim (1942) mantienen desde la infancia una amistad que nació hace más de medio siglo cuando ambos se encontraron debajo de un piano. El padre del director de orquesta, Enrique Barenboim, tuvo el mismo maestro de piano que Argerich, el ítalo argentino Vicente Scaramuzza.

"Hace muchos años que no tocábamos juntos. Y ayer Martha vino a casa y tocamos piano a cuatro manos. Y de pronto me dio la sensación de que los dos éramos uno. No sólo musicalmente, sino también físicamente", explicó Barenboim a dpa sobre su vínculo con Argerich. "Sin duda, es algo físico", añadió la pianista. Ambos músicos tienen previsto ofrecer un concierto conjunto en Berlín en abril del año que viene, esta vez con Barenboim en su rol de pianista.

Además volverán a la Filarmónica el 7 de octubre para participar junto con otros músicos de la talla del violinista Gidon Kremer en un concierto en protesta por la persecución de políticos, activistas y periodistas en Rusia. Con el título "To Russia with Love" ("Para Rusia con amor"), la función se celebrará el día del séptimo aniversario del asesinato de la periodista disidente rusa Anna Politkovskaya, abatida a tiros delante de su casa en Moscú.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS