Edición Impresa

Cumplió su parte y quedó en Plaza

El triunfo con punto bonus sobre San Andrés catapultó al conjunto del pasaje Gould a puesto de clasificación al Top 14

Domingo 26 de Mayo de 2013

La coyuntura de Atlético del Rosario indica que es el momento de ver el medio vaso lleno. De rescatar todos los aspectos positivos para encarar la última parte de la fase de grupos de la mejor manera posible. Debe agigantar su figura tras el trascendental triunfo que consiguió ayer como local ante San Andrés por 30-13 (5-0), en el marco de la 8ª de la zona A del torneo de la Urba. Porque la único verdad es la realidad. Y con la victoria de ayer el equipo dirigido por Orengo-Baetti-Marchiaro se metió nuevamente en puestos de clasificación al Top 14, su objetivo para esta temporada. Entonces, el hecho de cómo logró sumar cinco puntos vitales queda en un segundo plano.

Hay que establecer un orden de prioridades. El foco debe estar sobre el punto neurálgico del conjunto del pasaje Gould. En otras palabras, la implicancia de la victoria sobre el futuro inmediato del equipo. Porque el plazón recuperó terreno con su resonante éxito y la ayuda de una combinación de resultados que se dio ayer.

Ahora sí. Hay varios aspectos que no se pueden ocultar debajo de la alfombra. Y el más importante es que Atlético del Rosario debe encontrar regularidad en su juego para poder seguir aspirando a meterse en la carrera por el título.

El compromiso que afrontó ayer fue un gran ejemplo de esto. Porque volvió a evidenciar la intermitencia que lo hace intercalar buenas y flojas actuaciones. Mostró los mismos síntomas que lo hicieron flaquear tanto que le pusieron la soga al cuello. Pero también la faceta que lo llevó a buen puerto.

Plaza tuvo un primer tiempo para el olvido. Arrancó como para llevarse a su rival por delante, pero luego se convirtió en una sombra del equipo que lanzó esas sensaciones. Principalmente porque perdió la posesión de la pelota. Y desde ahí se le hizo muy cuesta arriba. No supo contrarrestar los embates de su rival, que apeló al juego táctico con el pie al fondo de la cancha.

Tal fue la supremacía del conjunto azul que los ocho puntos de ventaja (13-5) con la que se fue al descanso pareció escasa.

Y en el complemento lo que irrumpió en escena fue la contracara de Plaza. Porque tomó nota de lo que había acontecido en la primera mitad y actúo en consecuencia. Es que cuidó con criterio la pelota. La dejó de dividir y le imprimió dinámica y velocidad a su juego.

Así comenzó a encontrar espacios. Poco a poco se fue metiendo el partido en el bolsillo y lo liquidó sobre el cierre.

De esta manera, Atlético rindió un examen clave de cara a sus aspiraciones. Pero ahora la exigencia se incrementará, ya que el sábado visitará a Pucará en un duelo que será decisivo.

La combinación perfecta

En el pasaje Gould había clima de jolgorio ayer tras el cierre de la fecha. Porque se dio a su merced. Es que además del triunfo frente a San Andrés, los locales festejaron una serie de resultados que los catapultó a posición de clasificación al Top 14. Porque perdieron tres de sus competidores directos en la carrera por mantenerse en la pelea por el título. Las caídas de Pucará y San Albano ante Newman e Hindú, respectivamente, fueron las que mayor incidencia tuvieron. Porque hicieron que el conjunto dirigido por Orengo-Baetti-Marchiaro escale a la séptima posición. Y quedó a dos puntos del quinto, Lomas, que sucumbió ante Liceo Naval. Llegó la hora de la verdad. Y el panorama para estos cuatro equipos es complicado. Atlético tiene por delantero a Pucará, Hindú y San Martín. Pucará a Plaza, San Andrés e Hindú. San Albano a San Martín, Liceo Naval y Buenos Aires. Lomas a Buenos Aires, CUBA y San Andrés. Cualquier cosa puede pasar.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS