Edición Impresa

Culpable de espionaje, Manning pasaría el resto de su vida en prisión

Juicio en EEUU por las filtraciones de miles de cables diplomáticos y militares en WikiLeaks. El joven soldado fue absuelto del cargo más grave: ayudar al enemigo. La sentencia se conocerá en las próximas semanas.  

Miércoles 31 de Julio de 2013

El soldado estadounidense Bradley Manning fue exonerado ayer de "ayudar al enemigo", el cargo más grave que pesaba sobre él por filtrar cientos de miles de cables diplomáticos y militares a la plataforma WikiLeaks y que podría haberle supuesto una condena a cadena perpetua. Con todo, el joven militar, de 25 años, todavía afronta la posibilidad de una larga sentencia, ya que la jueza militar de su caso, Denise Lind, sí lo declaró culpable de 20 de los 22 cargos que presentados en su contra, entre ellos varios por espionaje, que podrían acarrearle hasta 136 años de cárcel. El gobierno de Estados Unidos buscaba la pena máxima para el ex analista de inteligencia por filtrar documentos como reportes de batalla de las guerras de Irak y Afganistán.

La decisión sin embargo más destacada fue su exoneración de "ayudar al enemigo". Y es que las implicaciones de un veredicto de culpabilidad en este caso habrían podido ser mucho más amplias que la mera condena a Manning: numerosos analistas habían advertido que ello habría sentado un peligroso "precedente" tanto para futuros casos de informantes, entre ellos el de Edward Snowden, como para el periodismo de investigación en la era Internet. La premisa de la fiscalía era que Manning, al haber filtrado los documentos a WikiLeaks, hizo llegar información delicada de seguridad nacional a las manos de enemigos de Estados Unidos como Al Qaeda. Según los expertos, de haber considerado válido este argumento, la jueza habría abierto la puerta a que en el futuro sea punible aquel que filtre información clasificada que acabe publicada en Internet, algo cada vez más probable en momentos en que prácticamente todos los medios de comunicación vuelcan sus contenidos en la red.

Con todo, WikiLeaks afirmó vía Twitter tras conocer el veredicto que el hecho de que el ex analista de seguridad en Irak haya sido declarado culpable de hasta cinco delitos por espionaje sigue constituyendo un "nuevo precedente muy grave" para aquellos que quieran proporcionar información a la prensa. En el mismo sentido se expresó la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), que consideró que el veredicto de culpabilidad en los cargos de espionaje —y de otros cinco por robo— es "peligroso". Amnistía Internacional (AI) también cuestionó profundamente los esfuerzos del gobierno de Obama por castigar a quienes revelen "actos gubernamentales no acordes con la ley".

La magistrada tardó ayer apenas diez minutos en leer su veredicto en Fort Meade, en las afueras de Washington, donde desde comienzos de junio se seguió el juicio contra el ex analista de inteligencia en Irak, donde fue detenido en mayo de 2010. Su defensa nunca ha disputado que el joven filtrara los documentos, y de hecho ya en febrero Manning se declaró culpable de diez cargos menores, con el objetivo de lograr una condena máxima de 20 años.

 

Pena de muerte. Manning afrontaba más de una veintena de cargos, de los que "ayudar al enemigo" era el más grave. El código penal militar prevé incluso la pena de muerte para este delito, aunque la fiscalía había dejado en claro desde el principio que la pena máxima que solicitaría para Manning sería la cadena perpetua sin derecho a libertad condicional. La condena en sí será decidida en las próximas semanas, después de que Lind escuche, a partir de hoy, a nuevos testigos en la próxima fase del proceso que ahora se abre para examinar qué sentencia se impone. Se espera además que cualquier pena de cárcel de envergadura sea apelada por la defensa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS