Edición Impresa

CUBA le mostró la chapa a Universitario

Ayer, en su cancha, en el marco de la segunda fecha del Nacional de Clubes, cayó ante CUBA por 23-9 y pese que hizo un gran esfuerzo y dio batalla hasta el minuto final, no pudo ocultar las diferencias existentes entre un equipo y otro.

Domingo 29 de Marzo de 2015

Uni no logra levantar cabeza. Ayer, en su cancha, en el marco de la segunda fecha del Nacional de Clubes, cayó ante CUBA por 23-9 y pese que hizo un gran esfuerzo y dio batalla hasta el minuto final, no pudo ocultar las diferencias existentes entre un equipo y otro.

   El campeón vigente se mostró como un equipo superior desde el vamos, con una pareja de medios que dio una clase de conducción, no arriesgó más de lo necesario y cuando le dieron tiempo para pensar y un pequeño espacio para correr hicieron estragos. Y Uni le hizo fuerza hasta donde pudo y con lo que tenía. En ese contexto quedaron al desnudo diferencias que resultaron insalvables para el local. La velocidad de juego y destrezas en ataque de los visitantes contrastaron con las dudas que tuvo Uni cuando pasaba la mitad de la cancha con la pelota en su poder, y eso en un torneo tan competitivo como éste, se termina pagando.

   Aún así, el conjunto dirigido por Oviedo, Moliné (h) y Ramírez mostró muchísima actitud para intentar ponerse a la par de su rival, pero con eso solo no le alcanzó. Uni empezó a sentirse cómodo en el juego corto y apeló muchas veces a el, logrando tener el control de la pelota y con ella del juego. Así ganó muchos metros y por momentos dominó, pero le faltó la definición que sí tuvo CUBA, que ponía toda la carne en el asador cuando pasaba mitad de cancha. Hasta ese momento prefería tener el control y usaba el pie con criterio, sólo para poner el juego en campo rival y a partir de ahí, acelerar. Uni, en cambio, regaló varias veces la posesión al patear la pelota al campo adversario y no presionar. Aún así, el partido seguía siendo parejo y con el correr de los minutos se había puesto entretenido e intenso.

   Pero este es un certamen donde cualquier equipo está capacitado para herir y es por eso que no están permitidas las distracciones. Este concepto quedó claro, en el try de Bence Pieres. El fullback llegó a la conquista, casi pidiendo permiso a la defensa que nunca llegó a tacklearlo.

   Antes del final del primer parcial, CUBA volvió a lastimar cuando se volvieron a asociar medioscrum y apertura. González armó una jugada fenomenal, habilitando a Hardoy que sólo tuvo que ponerle la frutilla al postre. Así los “cubanos” estiraron las diferencias a un 18-3 que empezaba a ser lapidario más allá de que Uni se resistía a ello con más orgullo que ideas ya que a su pareja de medios le faltó decisión para lanzar el juego más conveniente para el equipo.

   En el complemento, el conjunto local mostró una cara más agresiva. Intentó descontar y largamente se mereció algo más (sobre todo por su esfuerzo) pero chocó con su propia impericia. Tres penales en ataque, cuando estuvo a centímetros del ingoal dieron por tierra los intentos de hacer más decoroso el marcador. Igual, vendió muy cara su derrota. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario