Edición Impresa

Cuauhtémoc Cárdenas se aleja de la política

Hijo de un prócer nacional, tres veces candidato presidencial, figura clave en la democratización de México, renunció de manera irrevocable al Partido de la Revolución Democrática.

Jueves 27 de Noviembre de 2014

Cuauhtémoc Cárdenas, hijo de un prócer nacional, tres veces candidato presidencial, figura clave en la democratización de México, renunció de manera irrevocable al partido que fundó en 1989, el Partido de la Revolución Democrática.
  Líder emblemático de la izquierda mexicana, Cárdenas, de 80 años, es una figura tanto por su trayectoria política como por su cuna. Anunció su retiro en la noche del martes.
  Es hijo del ex presidente Lázaro Cárdenas, el prócer que nacionalizó la industria petrolera en 1938 y acogió a los exiliados españoles.
    Durante las elecciones de 1988, cuando compitió por las presidencia por primera vez, un supuesto fraude impidió que fuera él quien sacara del poder al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernaba desde 1929.
  En esas elecciones Cárdenas avanzaba firme en el conteo de votos cuando se cayó el sistema de cómputo del centro de votación, que finalmente dio el triunfo a Carlos Salinas de Gortari.
  El ex gobernador había roto con el PRI en 1987 por considerar que el partido en el que había militado más de dos décadas había traicionado sus principios democráticos. Como miembro del PRI fue senador y gobernador del estado de Michaocán.
  Después de abandonar ese partido compitió como candidato presidencial al frente de una coalición de fuerzas de izquierda en 1988 y al año siguiente fundaría el PRD junto a otros dirigentes.
  El ingeniero Cárdenas, actual coordinador de asuntos internacionales del gobierno capitalino, volvió a competir por la presidencia en 1994 y 2000 y quedó en tercer lugar.
  En 1997 compitió por la alcaldía de la ciudad de México y se convirtió en el primer opositor en llegar a la jefatura de gobierno de la capital gracias al voto popular.
  Cárdenas nació en la capital mexicana el 1 de mayo de 1934. A partir de su salida del PRI tuvo un decisivo papel en el proceso de crecimiento de la oposición mexicana.
  Decía que difícilmente el PRD iba a llegar algún día al poder mientras no lograra acercarse a las aspiraciones de la gente. Hoy estas diferencias terminaron por alejarlo del partido que ayudó a fundar.
     Cárdenas dijo ayer que se mantendrá en la promoción de causas que asumió, como intentar cambiar una histórica reforma energética concluida este año y que revirtió la nacionalización de 1938 que hizo su padre al romper el monopolio estatal y abrir a la iniciativa privada nacional y extranjera la exploración y explotación de crudo.
      Analistas consideran que si bien impactará al mayor grupo de izquierda, también lo libera de lastres del pasado.
     “Por un lado sí lo golpea y por otro lo libera”, dijo a The Associated Press Tony Payan, director del Centro de México en el Instituto de Políticas Públicas Baker de la Universidad de Rice, sobre el daño para el partido.
     Consideró que Cárdenas es una figura “que se encuentra entre dos izquierdas” y que el PRD debe “recuperar libertad para ser la izquierda que México merece, es decir una izquierda más europea, más abierta a las fuerzas del mercado, pero también una izquierda que debe abanderar las causas de la clase media baja y las aspiraciones de la libertad social”, opinó Payán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario