Edición Impresa

Cuatro detenidos por el robo de tres vehículos de un lavadero céntrico

Dos de los autos sustraídos el domingo a la mañana por cuatro maleantes armados en un lavadero del centro rosarino fueron localizados unas diez horas después por la policía en dos puntos de la ciudad.

Martes 03 de Julio de 2012

Dos de los autos sustraídos el domingo a la mañana por cuatro maleantes armados en un lavadero del centro rosarino fueron localizados unas diez horas después por la policía en dos puntos de la ciudad. En los operativos fueron detenidos cuatro hombres y dos mujeres, que ya fueron excarceladas. Fuentes policiales dijeron que a los cuatro sujetos apresados se les imputa la autoría del atraco aunque esta acusación se deberá corroborar con las imágenes registradas por la cámara del comercio. Los detenidos podrán ir a una rueda de reconocimiento en Tribunales. Uno de ellos, al ser detenido, recibió un balazo en un tobillo.

El atraco ocurrió diez minutos después de las 10 del domingo en el Car Wash Milenio de San Juan y Dorrego. Cuatro hombres armados inmovilizaron a Gabriel Alberto V., un empleado de 50 años que lavaba un auto, y se llevaron un Renault Kangoo, un Citroën C 4 y un Fiat Línea que los dueños habían dejado con las llaves puestas para ser lavados.

Los efectivos de la sección Sustracción de Automotores iniciaron la investigación y poco después obtuvieron una "información de calle" —según contó un alto jefe policial— que orientó la pesquisa. "Uno de los autos robados está en Teniente Agneta al 2100 y lo va a ir a buscar gente que se dedica a vender autos", confió el informante.

Los policías montaron una discreta vigilancia en el lugar. Al llegar vieron el Citroën C 4. Estaba frente al Jardín de Infantes Nº238, en una zona de complejos Fonavi. Los policías esperaron a quienes "irían a ver" el auto. A las 20.20 del domingo apareció en escena un Peugeot 206 verde con vidrios polarizados, con tres ocupantes: dos hombres y una mujer.

La captura. El comisario Toribio Aranda, jefe de Automotores, contó que el vehículo pasó en forma lenta frente al Citroën. Recorrió unos pocos metros y regresó al lugar donde estaba estacionado el auto. Se detuvo unos segundos a un costado del Citroën. Luego retomó la marcha mientras los movimientos del conductor eran seguidos por los policías. Continuó hasta Riobamba, dobló al oeste y a unos cien metros, en Pedro Lino Funes, quienes iban en el Peugeot 206 fueron detenidos.

Al Peugeot lo manejaba Juan Matías B., de 27 años. Lo acompañaba Juan José A., de 32, y su pareja de 33 años. Los dos hombres quedaron detenidos mientras que la mujer fue liberada por disposición de la jueza de Instrucción Nº10 Patricia Bilotta. En la Jefatura de la policía rosarina Juan A. intentó "desentenderse" del ilícito y dijo que planeaba comprar el vehículo. "Me llevó él —por Juan B.— a ver el auto", explicó.

Un aporte. Sin embargo, el presunto comprador les brindó a los pesquisas el sitio dónde podría estar el Renault Kangoo: Rivarola y Las Palmeras, en el barrio Cabín 9. Los efectivos fueron a esa zona y, a las 21.15 del domingo, vieron un Renault Kangoo circulando por el cruce de Jilguero y Las Palmeras.

En el vehículo iban dos hombres y un mujer. Cuando los efectivos interceptaron el paso del rodado, el hombre que iba como acompañante se bajó e intentó escapar. "Comenzó a forcejear con el policía que lo quiso detener para arrebatarle el arma. En ese momento, salió disparado un balazo y el hombre resultó herido en el tobillo derecho", contó Aranda.

Con una bala. A pesar de estar herido, el sospechoso corrió y entró en una remisería a unos 50 metros sobre Jilguero. Allí fue apresado. Fue identificado como Alexis Daniel B., de 18 años. El otro detenido es Brian Ezequiel R., de 18. La mujer de 22 años que iba en el Kangoo fue liberada.

—¿Por qué al Citroen C 4 lo dejaron abandonado en esa zona?

—Lo hicieron para ver si lo había detectado un rastreo satelital. Si esto no ocurría planeaban llevarlo a un lugar seguro. Encontramos autos robados en varios Fonavi porque viven muchas personas y no llama la atención porque puede ser de cualquiera.

Hasta anoche, el Fiat Línea modelo 2010, el otro auto robado el domingo en el lavadero de San Juan y Dorrego, no había sido localizado por la policía.

El desitno de autos sustraídos

El caso del robo de tres autos de Car Wash Milenio reeditó un interrogante: ¿cuál es el destino de los vehículos sustraídos?. Si bien este delito suele vincularse de manera directa con la actividad de desarmaderos ilegales, muchos de los sustraídos circulan en el mercado informal, adulterados o no. Un oficial de Sustracción de Automotores señaló que en la ciudad no funcionan lugares de desguace de rodados. Y un responsable de una aseguradora afirmó que los rodados denunciados como robados nunca aparecieron en desarmaderos ilegales.

“No hay plazas (por los desarmaderos) en la ciudad para ubicar a los autos robados. Si así fuera no aparecería ninguno, pero sí se hacen autos mellizos para venderlo en el mercado ilegal”, explicó un portavoz de la sección Automotores. El otro recurso delictivo son la venta de autopartes de los vehículos sustraídos. “Muchos vehículos aparecen abandonados sin las cubiertas o las baterías. Algunos las venden a 200 pesos y dejan abandonado el auto”, comentó el oficial consultado.

Abandonados o quemados. A su vez, Andrés Torriglia, de la compañía Sancor Seguros, afirmó que los autos denunciados en esa firma como robados nunca aparecieron en desarmaderos. “Habitualmente la policía los encuentra en la vía pública y en distintas ciudades, a veces quemados. En otras ocasiones fueron hallados después de mucho tiempo depositados en comisarías porque les habían robado la patente y no se podía identificar a lo dueños”, detalló Torriglia.

Torriglia explicó que los vehículos denunciados como sustraídos no aparecen en los desarmaderos porque ya están desguazados. “Es muy difícil identificarlos porque ya no tienen el número de chasis”. El oficial de Automotores dijo que los autos de alta gama son robados a mano armada, pero la mayoría de los autos sustraídos son de calidad inferior y levantados en la calle. “Los que desaparecen cuando están estacionados en la vía pública son Renault 9, Renault 12, Fiat Spacio y Chevrolet Corsa”, explicó.

Respecto del modo de concreción de los robos, el policía dijo que en el primer semestre de este año “el 1 por ciento de los robos de autos se cometieron cuando los dueños llegaban a sus casas, pero la finalidad no era robar los vehículos, sino usarlos para escapar con lo robado y luego abandonarlos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario