Edición Impresa

Críticas de Carta Abierta al proyecto antipiquetes

El filósofo Ricardo Forster se declaró en contra del proyecto del oficialismo para regular las manifestaciones callejeras y señaló que no está de acuerdo con “pedir permiso para protestar".

Lunes 21 de Abril de 2014

El filósofo Ricardo Forster, uno de los referentes de la agrupación de intelectuales kirchneristas Carta Abierta, se declaró en contra del proyecto del oficialismo para regular las manifestaciones callejeras y señaló que no está de acuerdo con “pedir permiso para protestar”.

   “Hay que tener mucho cuidado con la restricción de derechos, hay que tener cuidado con quién es el que habilita o no una protesta pública, no estoy de acuerdo con pedir permiso para protestar”, dijo Forster.
  De todas maneras, el ex candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires sostuvo que el proyecto “tendría que ser debatido” y señaló que “dentro del bloque del Frente para la Victoria deben haber diversas posiciones”.

   “Me parece que es un proyecto al que le falta algo importantísimo, que es habilitar el derecho a la protesta social. Creo que está planteado más desde lo negativo que desde lo positivo”, planteó, y señaló que “en los últimos veinte años en Argentina el piquete ha sido un instrumento muy complejo que puso en evidencia las demandas insatisfechas de una parte de la sociedad”.

   Al respecto, señaló que el piquete “incluso fue retomado paradójicamente por quienes al principio lo criticaron de una manera muy dura, como por ejemplo en la disputa por la resolución 125” y señaló que “la mesa de enlace usó los piquetes con muchísima más dureza que los sectores de desocupados en los años noventa”.

   Forster señaló que “en Argentina existe el derecho a huelga y a su vez ese derecho tiene una serie reglamentaciones legislativas y constitucionales” y subrayó que “el kirchnerismo, desde que llegó al gobierno en 2003, tuvo un postulado muy importante que fue justamente no reprimir la protesta social”.

   El filósofo afirmó que llegó al kirchnerismo porque le pareció “una fuerza novedosa que revertía muchos años de decadencia y despolitización” y en relación con la sucesión de Cristina Kirchner dijo que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, no lo convoca.

   “No es precisamente Scioli el que me convoca. Scioli es un político formateado de una manera más tradicional, más heredero de los noventa”, dijo Forster.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario