Edición Impresa

Cristina ponderó la industria local y le dio un espaldarazo a Ramos

Granadero Baigorria.— Un fuerte apoyo a la industria y a la producción, varias señales positivas y guiños para Alejandro Ramos, y un ida y vuelta único con los trabajadores, fueron el sello y marcaron nuevamente una fuerte presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Santa Fe, a pesar de que por cuestiones climáticas tuvo que suspender el vuelo que en horas del mediodía de ayer iba a traerla a Rosario.

Miércoles 15 de Agosto de 2012

Granadero Baigorria.— Un fuerte apoyo a la industria y a la producción, varias señales positivas y guiños para Alejandro Ramos, y un ida y vuelta único con los trabajadores, fueron el sello y marcaron nuevamente una fuerte presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Santa Fe, a pesar de que por cuestiones climáticas tuvo que suspender el vuelo que en horas del mediodía de ayer iba a traerla a Rosario.

La idea original era que la mandataria encabezara desde Granadero Baigorria el acto de inicio de la producción de tractores y cosechadoras por parte de la empresa John Deere, y desde aquí en teleconferencia participara de la puesta en marcha de la fábrica de calzados Grimoldi en Pilar, y una ampliación de la planta de Sensor Automatización Agrícola SA, en Totoras, donde se esperaba la presencia de la ministra de la Industria de la Nación, Débora Giorgi. También se había programado otro puesto de emisión en el Centro de Capacitación Néstor Kirchner, que funciona en el Hogar Escuela baigorriense.

Reprogramación. La tormenta desatada en las primeras horas de la mañana en Buenos Aires obligó a suspender el vuelo y reformular las actividades. Todo fue reemplazado por una videoconferencia desde el Salón de Las Mujeres de Casa de Gobierno, que Cristina Fernández comenzó pasadas las 12 acompañada, entre otros, por el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos.

En cada uno de estos puntos con los que se comunicó la presidenta mantuvo un diálogo muy cálido con trabajadores de las distintas plantas (ver aparte), como también tuvo tiempo de bromear con los titulares de Grimoldi, además de celebrar la presencia de los jóvenes militantes que asistieron a todos los lugares.

Varios micros con partidarios que ya habían salido de distintos puntos de la provincia se volvieron a mitad de camino enterados de la suspensión. De todas maneras la militancia se manifestó con pancartas de apoyo a Ramos, mientras que las banderas de Kolina y de La Cámpora pusieron el infaltable sello "K" a todas las apariciones de la presidenta.

En el inicio de la teleconferencia la mandataria se disculpó con Granadero Baigorria por la suspensión del viaje y con los empresarios de John Deere, a quienes recibió por la tarde en la Casa Rosada.

El gobernador Antonio Bonfatti, el vicepresidente mundial de John Deere Aaron Wetzel, y el titular a nivel nacional, Antonio García, junto al intendente Mario Rosales y la diputada Erika Gonnet, entre otros, encabezaron el acto desde Baigorria en el que la empresa, que venía fabricando motores diesel para el agro, anunció el retorno a la producción de maquinarias desde su planta local.

Fue precisamente García el encargado de anunciar "una nueva línea de tractores y cosechadoras. Este es un encuentro especial para nuestra vida de fábrica. Nuestra industria comenzó en 1958 y hoy tenemos el orgullo de exportar alrededor de cien millones de dólares a países como Brasil, China, Francia y México y de que usted, presidenta, esté virtualmente con nosotros", dijo el directivo.

Luego, la jefa de Estado rescató la creación del Centro de Capacitación en Baigorria, y agradeció "que le hayan puesto el nombre Néstor Kirchner". Remarcó la inversión municipal de 1,4 millón de pesos, así como los 3 millones aportados por el ministerio de Planificación Federal para este centro, que cuenta con equipamiento único para la formación en el desarrollo de software y la televisión digital terrestre.

A la hora de hablar en cadena nacional, la mandataria rescató cada una de las oportunidades de inversión, defendió el modelo y, específicamente con respecto a John Deere, remarcó: "Esta nueva etapa de producción permitirá la sustitución de importaciones por un monto de 155 millones de dólares".

También destacó que "vamos por más trabajo, más inversión, más valor agregado, más ciencia y tecnología. Es bueno formar argentinos, formar gente comprometida con su país, que es el objetivo de nuestro gobierno".

El chico de la presidenta. Si la suspensión del viaje de la presidenta a Granadero Baigorria se pretendió interpretar como un gesto político de debilidad para el actual secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, en varias intervenciones la propia mandataria se encargó de dar por tierra con cualquier suspicacia. "Este chico que tengo a mi izquierda, que está con una sonrisa de oreja o oreja y no cabe en su traje. Le digo chico porque tiene casi la edad de mi hijo", fue la manera en la que Cristina se refirió a Ramos y recordó que antes de nombrarlo dentro de su cartera, tuvo un resonante triunfo en la última elección a la Intendencia. "Ganó por más del 70 por ciento de los votos", recordó.

Acaso el momento más particular se dio cuando la presidenta rescató la labor profesional de Augusto Ramos, padre de Alejandro, en el Hospital Eva Perón: "Su padre integraba el equipo médico del doctor (Domingo) Liotta y fueron quienes investigaron el tema de la crotoxina", señaló. Agregó que "cuando él (por Alejandro Ramos) me contaba las anécdotas y lo que pasó con su padre, siento un gran orgullo por lo que han hecho tantísimos argentinos por mejorar la calidad de vida del resto".

Todos estos gestos de la presidenta devolvieron el alma al cuerpo a la militancia que sigue al caudillo local, que estaba bastante caída cuando se enteró de la suspensión del viaje. Si bien Ramos como sus colaboradores se niegan rotundamente a hablar de cargos y candidaturas, todos coincidieron en que las intervenciones de la presidenta son un respaldo muy importante a una figura que se viene consolidando como un nuevo referente del kirchnerismo en Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario