Edición Impresa

Cristina pidió al Congreso una ley para ponerles freno a los piquetes

La presidenta se mostró a favor de sancionar una norma de respeto y convivencia urbana. El planteo cayó bien en la oposición. Volvió a rescatar al idea de concentración política.

Domingo 02 de Marzo de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó ayer los cortes de tránsito como modalidad de protesta y se pronunció a favor de que el Congreso nacional sancione "una norma de respeto y convivencia urbana". En forma paralela, pidió "rescatar la idea de la concertación" política y convocó a que "los partidos populares, democráticos y nacionales" puedan "unirse en las grandes empresas del país", al tiempo que criticó aumentos de precios "injustificados" y apuntó contra sectores empresariales que "quieren torcer el rumbo".

"Les pido que sigamos poniendo esfuerzo y compromiso adelante. No es cuestión de un solo partido político; convoco a todos los partidos políticos en esta tarea, porque una defección debe ser la excepción y no la regla", enfatizó Cristina al inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias en el Congreso, el séptimo desde que ejerce la Presidencia.

Sobre los cortes de calle como modalidad de protesta, la presidenta enfatizó: "Vamos a tener que legislar y la Justicia actuar sobre estos casos, porque no podemos solos organizar las cosas. Porque luego pasa que se produce un disparo, un muerto". En ese contexto, pidió "respeto a los demás ciudadanos", planteo que fue recibido con aplausos por buena parte del arco opositor.

La primera mandataria hizo esa propuesta luego de revelar que había dialogado con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por la toma del predio de Villa Lugano, donde un grupo de vecinos ocupó terrenos y no pudo ser desalojado.

"Todo el mundo tiene derecho a protestar, pero no cortando las calles, impidiendo que la gente vaya a trabajar. Creo que vamos a tener que legislar sobre una norma de respeto y convivencia urbana", planteó la jefa del Estado.

Cristina recordó que el secretario de Seguridad, Sergio Berni, fue procesado por haber desalojado un corte en la autopista Panamericana, por lo que advirtió sobre la necesidad de crear un sistema que permita "regular la convivencia".

"No puede ser que diez personas, por más razón que tengan, corten el tránsito y perjudiquen a miles. No puede ser que diez personas te corten una calle por más razones atendibles que tengan y que no pase nada", se quejó.

La presidenta también aprovechó para cuestionar la jornada de protesta que el jueves protagonizaron organizaciones de izquierda, con cortes de tránsito en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, y criticó que esta haya sido motivada por una "condena por homicidio".

"Los condenaron a los responsables de ese homicidio terrible, alevoso, porque fue sin defensa alguna, y (el jueves las organizaciones de izquierda) estaban protestando por esa condena. Cortaron la Panamericana por esa condena", criticó la mandataria.

La jefa del Estado aludió de esta manera al caso Sayago, un policía que fue asesinado en la ciudad santacruceña de Las Heras, en 2006, tras una protesta de petroleros y como consecuencia del cual en diciembre pasado fueron condenados tres trabajadores a cadena perpetua y cinco a cinco años de prisión. "Lo patearon, murió, le reventaron los órganos, no salió a disparar; entre cuatro o cinco lo agarraron y lo mataron a palazos. Como un perro murió", dijo Cristina, a pesar de que las organizaciones de izquierda aseguran que no había pruebas suficientes para incriminar a los trabajadores en el homicidio.

Pluralidad. Sobre el cierre de un discurso que se extendió por casi tres horas, la mandataria ponderó la idea de concertación, lanzada por el ex presidente Néstor Kirchner en 2006, y saludó la designación del radical K Gerardo Zamora como presidente provisional del Senado, en un discurso en el que hizo varias referencias a la Unión Cívica Radical.

Seguida atentamente por diputados y senadores de todos los bloques, además de gobernadores, ministros del gabinete nacional, jueces de la Corte Suprema y representantes de las Fuerzas Armadas, la mandataria apuntó contra empresarios "que quieren torcer el rumbo inexplicablemente" y "matar a la gallina de los huevos de oro", a la vez que rechazó aumentos "injustificados" de precios.

La presidenta anunció puntualmente que respaldará aquellos proyectos "que defiendan de una vez por todas a usuarios y consumidores frente a los sectores concentrados, oligopólicos y monopólicos", en la línea de las iniciativas que impulsan Aníbal Fernández y Héctor Recalde, con el objetivo de facilitar las sanciones a las empresas que no cumplan con los acuerdos de precios.

Definiciones

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS