Edición Impresa

Cristina guardará un mes de reposo por un trastorno cerebrovascular

La salud presidencial. Lo informó anoche el vocero de la mandataria, luego de que permaneciera más de 8 horas internada en la Fundación Favaloro por un chequeo.

Domingo 06 de Octubre de 2013

La presidenta Cristina Kirchner tomará un mes de reposo por orden médica, luego de que fuera diagnosticada por una lesión cerebrovascular y permaneciera internada por unas diez horas en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro.

Así lo informó anoche el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, quien precisó que la mandataria padece una "colección subdural crónica" y "debido a ello se indicó reposo de un mes, junto a seguimiento evolutivo estricto clínico e imagenológico".

Según indicó el informe de la Unidad Médica Presidencial leído por Scoccimarro, la presidenta "sufrió el día 12 de agosto de este año un traumatismo de cráneo, por el cual se le realizó una tomografía computada de cerebro en el sanatorio Otamendi, resultando la misma normal" y "posteriormente, la presidenta no presentó síntomas".

"En el día de la fecha, la Dra. Fernández de Kirchner concurrió a la Fundación Favaloro para realizarse un estudio cardiovascular por una arritmia en estudio, y debido a que presentó un cuadro de cefalea, se solicitó su evaluación neurológica al Instituto de Neurociencias de la mencionada fundación", a cargo del doctor Facundo Manes, indicó el texto oficial.

Y agregó que "una vez realizados los estudios de control correspondientes en dicho instituto, se arribó al diagnóstico de colección subdural crónica". La información oficial recién llegó por la noche, después que durante el día fuentes del mismo centro asistencial habían dejado trascender que el chequeo estaba relacionado con la operación de tiroides a la que había sido sometida en enero de 2012.

Hasta este momento, la operación por tiroides había sido el problema de salud más importante que había tenido la mandataria. En esa ocasión, fue intervenida en el Hospital Austral para la extracción de su glándula tiroides: en un primer chequeo se había planteado la posibilidad de que se tratara de un tumor maligno, pero finalmente no fue así y la cirugía se concretó sin complicaciones.

Tras la operación, Cristina Kirchner tomó veinte días de licencia médica para recuperarse y quedó al frente del Ejecutivo nacional el Vicepresidente, Amado Boudou. Según indicaron fuentes médicas a Noticias Argentinas, la jefa de Estado fue alojada en el noveno piso de ese centro de salud, en Belgrano al 1.700 y si bien en principio tenía previsto pasar allí la noche, finalmente abandonó el lugar poco antes de las 22 en medio de un máximo hermetismo.

El último chequeo médico que se había realizado la presidenta fue en agosto pasado, cuando visitó el sanatorio Otamendi para someterse a estudios ginecológicos de rutina que arrojaron resultados normales, confirmó entonces Luis Buonomo, jefe de la Unidad Médica Presidencial.

Durante su mandato, la presidenta fue noticia en diversas oportunidades por problemas de salud menores, principalmente asociados a episodios de lipotimia, que la obligaron a suspender varias veces su agenda de actividades.

Padece hipotensión arterial crónica y el año pasado debió cancelar dos veces sus actividades por un bajón de presión, el 31 de octubre y el 22 de agosto. Por aquellos episodios, la Unidad Médica Presidencial, a cargo de Luis Buonomo, había dado 48 horas de reposo.

La primera vez que la presidenta sufrió un cuadro de lipotimia fue en 2009, cuando debió suspender un viaje a Cuba por una semana. En 2011, antes de las elecciones presidenciales, canceló en abril su asistencia a una visita de Estado en México, y en mayo a una cumbre en Paraguay.

Las bajas de presión descriptas no están relacionadas con la medicación que la jefa del Estado toma todos los días desde que en enero de 2012 le extirparon la glándula tiroides.

La presidenta de la Nación reemplaza esa falta con levotiroxina. En julio de 2011, la Unidad Médica Presidencial le aconsejó a la jefa de Estado, luego de sucesivos episodios de lipotimia, reducir la agenda de viajes a lo estrictamente necesario. "Según sus médicos, la presidenta concentra estrés laboral capaz de desequilibrar el cuadro de hipotensión", dijo en ese momento una fuente de la Casa Rosada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS