Edición Impresa

Cristina formalizó la creación de la zona franca santafesina

El área que goza de exenciones fiscales se ubica en Villa Constitución. Ya fue licitada y generará más de 300 puestos de trabajo.  

Sábado 26 de Enero de 2013

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer en Rosario que el Ministerio de Economía de la Nación avaló la creación de la zona franca santafesina en Villa Constitución, durante una videoconferencia a través de la cual participó, junto a la ministra de Industria, Débora Giorgi, de la inauguración de una ampliación de la fábrica de equipos para refrigeración Arneg, ubicada en el extremo sur de la ciudad.

"No lo veo al gobernador Bonfatti, debe estar de vacaciones todavía, no? Avísenle que tengo una sorpresa para él, porque el lunes saldrá en el Boletín Oficial la autorización por parte del Ministerio de Economía para el otorgamiento de la zona franca de Villa Constitución", dijo la mandataria durante el acto, tras lo cual recordó que el socialista "le había hecho el pedido varias veces, incluso la última vez que se vieron", y aprovechó para que el vicegobernador Jorge Henn "le enviara saludos, si lo veía", dijo.

La ironía de Cristina, para nada ajena a la puja que el kirchnerismo y socialismo mantienen en la provincia, fue parte formal del discurso que dio durante la inauguración de la ampliación de Arneg, la firma de origen italiano presente en la región desde 1994 que se dedica a construir equipamiento para la industria de la refrigeración "y que no se fue del país con la crisis", recordó la presidenta sobre la compañía que además recibió una línea de los créditos del Bicentenario (ver página 27).

El vicegobernador, Jorge Henn, esquivó las ironías de Cristina y aseguró que "Uno tiene que trabajar para la gente y no gastar energía en otra cosa". El mandatario recordó además que "hay que resolver los problemas y hacerlo articuladamente entre provincia y Nación" y comentó que la materialización del proyecto de la zona franca fue un pedido de Bonfatti. "Le agradecemos a la presidenta que haya agilizado el trámite y que hoy podamos contar con este marco jurídico", dijo.

Dos décadas de historia. El proyecto de crear una zona que facilita la importación y exportación de productos, a través de alivios fiscales, data de 1992, cuando el gobierno nacional aprobó una ley que habilitaba el funcionamiento de un espacio de estas características por provincia. En Santa Fe se decidió establecerla en Villa Constitución, pero durante casi 20 años fracasaron todas las licitaciones.

El último intento se realizó en el año 2010. El decreto que estipuló los términos de la concesión señaló que se otorgará por 30 años corridos a partir de la firma del contrato, con la posibilidad de solicitar una prórroga por otros 10. La gestión estuvo a cargo del Ente Zona Franca Santafesina que conduce José Adjiman, y la concesión recayó en manos de ZofraVilla UTE, una unión transitoria de empresas, que fue la único postulante que presentó una oferta con una inversión prevista de unos 8 millones de dólares.

ZofraVilla UTE está integrada por las empresas Cereales del Sur, Red Flint Warrants SRL, Martín González; P.T.P. Group SA y Worcap SA.

"El anuncio de la señora presidenta Cristina Fernández nos sorprendió a todos aquí en Villa Constitución porque, aunque nos habían adelantado algo durante la reciente ceremonia de la planta en Chapa Naval, pensamos que era algo que se resolvería recién en marzo", indicó a LaCapital el intendente de Villa Constitución, el radical Horacio Vaquié, sin ocultar su entusiasmo por la decisión.

Puestos de trabajo. "Hoy todo era algarabía en la Municipalidad", explicó emocionado Vaquié, quien además indicó que "esto representa en primera instancia la creación de entre 300 y 400 puestos de trabajo directo en el lugar".

El mandatario villense recordó momentos decisivos de la historia de la zona franca como cuando se determinó la privilegiada ubicación del primer predio, entonces de 25 hectáreas y a orillas del Paraná, el que años después se amplió a 56 tras la entrega de unos terrenos linderos que pertenecían a la empresa Acindar.

Según se estableció en su momento, por la explotación de la zona, la provincia recibirá un canon del 3 por ciento del valor de todo el movimiento del predio y a partir de la decisión de Economía, se podrá suscribir el contrato definitivo con la UTE, que hasta ahora estaba sujeto a esta aprobación nacional. Además de empresas, en la zona franca se deben instalar aduanas, Prefectura y todos los elementos de control de comercio. El proyecto presentado por ZofraVilla consta de 11 hectáreas de urbanización, las cuales se construirán en los primeros 18 meses, y una segunda etapa con el desarrollo de una terminal portuaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS