Edición Impresa

Cristina dijo que Argentina es una "víctima serial" de los fondos buitre

La presidenta habló de la deuda, el conflicto de Siria y la relación con Irán. La presidenta denunció un lobby para boicotear el pago a los bonistas que entraron al canje. Dijo que se trata de un "castigo".

Miércoles 25 de Septiembre de 2013

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que la Argentina "es una víctima serial de las leyes no escritas de los lobbistas, de las calificadoras y de los fondos buitres". Y aseguró que los millones de argentinos "no tienen por qué financiar la fiesta" de esos grupos que ponen plata en las campañas electorales de Estados Unidos y construyen poder "como para hacer tambalear el país".

En su discurso ante la asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, la jefa del Estado arremetió contra los fondos buitres que lograron fallos favorables de primera y segunda instancia de la justicia neoyorquina para condicionar los pagos a los bonistas que entraron en las sucesivas reestructuraciones de deuda. En un ámbito sensibilizado por el conflicto en Medio Oriente, comparó a estos fondos con "los halcones de la guerra".

Cristina recordó que desde 2005 el país "ha pagado en término y rigurosamente cada uno de los vencimientos de deuda". Y que un grupo de financistas que compraron deuda en default por 40 millones de dólares y reclaman judicialmente el pago de más de mil millones de dólares pone en riesgo ese cumplimiento.

Castigo. "No estamos pidiendo nada, estamos pidiendo que nos dejen pagar, resulta casi absurdo que no nos dejen pagar en un mundo que se debate entre reestructuraciones de deuda y crisis con gente sin trabajo", dijo, y alertó: "A menos que nos quieran castigar por habernos recuperado y haber levantado la convocatoria de acreedores sin seguir las recetas de los organismos internacionales".

"Hoy en el mundo vemos millones de desocupados, una situación similar vivía la Argentina en el 2001", aseguró la Jefa de Estado, en la 68º Cumbre de la ONU.

Agregó que desde 2008 los fondos buitre "compraron por 40 millones de dólares bonos que hoy pretenden cobrar, por afuera del acuerdo de acreedores, unos 1.700 millones de dólares" y señaló que "sería un rendimiento superior al 1.300 por ciento".

Aseguró que "este no es un problema de Argentina, es un problema del mundo" y agradeció a Francia y a la ex titular del FMI, Anne Krueger por haberse presentado ante los tribunales de Nueva York a favor de la Argentina.

"Somos cumplidores seriales del derecho internacional pero somos víctimas seriales de los lobbistas, de los fondos buitre, de quienes compran bonos a escaso precio y esa es la historia de la Argentina pero puede ser la historia de cualquier otro país en poco tiempo", remarcó.

Carpinteros. La presidenta recordó las palabras del ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul O' Neill, quien en medio de la debacle argentina de 2001 decidió "soltarle la mano" al país obturando la ayuda financiera. El ex funcionario de George W. Bush justificó la decisión en ese momento con el argumento de que "los obreros y carpinteros estadounidenses no tenían por qué financiar la fiesta" de los 90 en la Argentina.

Cristina devolvió la reflexión: "Millones de argentinos no tienen por qué pagar la fiesta de los lobbistas que, porque ponen plata aquí en las campañas, tienen el poder suficiente como para hacer tambalear a un país".

Reivindicó al Papa

Cristina reivindicó al Papa Francisco por “su pasión y compasión” sobre la cuestión siria. “No es la primera vez que escucho la palabra compasión, la oí hace muchos años en mi país y tal vez no la entendí por eso de la pasión que tengo. La pronunciaba alguien que hoy es Papa”, destacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS