Edición Impresa

Cristina: "Cuando no tengamos nada vamos a pelear en pelotas"

El regreso. En el acto por el retorno de la Fragata Libertad, la presidenta citó a San Martín. Criticó a la oposición y al diario La Nación.  

Jueves 10 de Enero de 2013

La travesía llegó a su fin y Cristina Kirchner lo coronó con un acto de fuerte contenido político. Luego de permanecer más 70 días retenida en Ghana y después de casi tres semanas en altamar, la Fragata Libertad arribó ayer al puerto de Mar del Plata. La presidenta fue la única oradora de un acto donde la militancia kirchnerista copó la escena. Ante un nutrido grupo de militantes y simpatizantes kirchneristas, la presidenta ofreció un encendido discurso en el que exaltó la defensa de la patria y de sus emblemas, a la vez que criticó con dureza a opositores y al diario La Nación.

Cristina Kirchner destacó la importancia de esta jornada que "tal vez simbolice con mayor precisión que en otras ocasiones la defensa irrestricta de los derechos de la argentina y su soberanía".

"La Argentina sufre los ataques de fondos buitre y también de otros que nos amenazan a 14 mil kilómetros con venir a militarizar las Malvinas", recordó la jefa del Estado, que de inmediato los desafió: "Les decimos desde aquí que hoy tenemos ante nosotros una verdadera lección histórica que hemos construido con tenacidad y convicciones. Hoy más que nunca, patria sí, colonia no".

"Hay que tomar una posición seria ante estos depredadores sociales globales en defensa de la subsistencia de los Estados", indicó, y sostuvo que el gobierno mantendrá sus políticas de defensa de la soberanía: como decía San Martín, cuando no tengamos nada pelearemos en pelotas".

Luego la jefa del Estado apuntó contra los sectores opositores, entre los que incluyó a algunos medios de comunicación. "Hoy leía en un diario que finalmente se había terminado la odisea, como ese relato épico de Ulises volviendo de Troya, ese que no escuchó los cantos de las sirenas", comenzó la mandataria. "Allá no había sirenas, había buitres y acá caranchos que graznaban y querían ver a la Argentina arrodillarse; pero nosotros escuchamos el clamor del pueblo, que pedía respeto y dignidad al pabellón nacional y a los derechos de la patria", remató la presidente.

En el mismo sentido, apuntó: "Algún matutino centenario (por el diario La Nación) decía que había que honrar las deudas y pagarles a los fondos buitres. Yo digo por qué no empiezan pagando ellos lo que le deben al Estado en impuestos, por más de $100 milllones". Luego de destacar los logros de su gobierno, Cristina Kirchner apuntó contra el sistema financiero: "De qué nos están hablando y quiénes son estos fondos buitres que intentaron quedarse con la Fragata Libertad. Fue el embargo número 28, producto de esta crisis global, esto que es definido como anarco capitalismo, donde no hay reglas globales, donde está la razón del poderoso del lobby".

Sobre el final de su discurso, la jefa del Estado soltó una crítica al estilo de hacer política que tienen algunos dirigentes, de los que se diferenció: "Que lindo sería decir esa frase que les gustan a todos sobre el amor, la amistad el cariño y no tener riesgo ni responsabilidad. Qué lindo sería hablar solamente de los colores... Me encantaría, pero deben saber que cuando uno gobierna un país y lo hace para 40 millones de personas, muchas veces tiene que tomar decisiones que no conforman a todos".

"No me pidan un gesto de hipocresía o de falsedad; con mis horrores, soy como me ven, de una sola pieza, no miento, no engaño, me interesa la patria, la bandera; quiero que la memoria de él (por Néstor Kirchner) quede bien en alto", vociferó la presidenta y desató la ovación del público.

"Muchas gracias a la tripulación (de la Fragata) y a sus familiares, porque pusieron garra y lo que hay que poner para defender a la patria. ¡Viva la patria, viva la Argentina!, concluyó.

La Fragata Libertad amarró en el puerto de Mar del Plata pasadas las 18. En sus últimas maniobras, fue escoltada por por el buque ARA Guerrico y el submarino San Juan, que lucían el personal formado con sus trajes de gala. Aviones a chorro recorrieron el cielo y se vio una fumata azul y blanca desde la escollera.

A las 17.45 sonaron las sirenas de todos los barcos anclados en la terminal portuaria marplatense, dando la bienvenida al buque.

La presidente fue la única oradora de la jornada, pero en el lugar se pudo ver a varios miembros del gabinete, además del vicepresidente, Amado Boudou: Florencio Randazzo, Alicia Kirchner, Guillermo Moreno, Héctor Timerman, Hernán Lorenzino, Martín Sabbatella, entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS