Edición Impresa

Cristina aseguró que hay un "gran interés" por invertir en la Argentina

La presidenta cerró la gira por Emiratos Arabes al participar en la Cumbre de la Energía y reunirse con empresarios. La jefa de Estado habló de combatir la pobreza.  

Miércoles 16 de Enero de 2013

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner concluyó su visita oficial en Emiratos Arabes con un encuentro con los titulares de los 18 grupos inversores más importantes de este país, con quienes analizó posibles inversiones en el campo de la agricultura, energía y minerales. A la vez, el canciller Héctor Timerman confirmó que en breve una delegación oficial del gobierno de Emiratos visitará la Argentina con el fin de "estudiar la interacción entre los gobiernos para potenciar otros acuerdos", que se sumarán a los sellados por Cristina y su par Khalifa bin Al Nahayan.

Antes, Cristina Fernández de Kirchner aseguró que los líderes del mundo "tenemos la obligación, además de mejorar el medio ambiente, de tener realismo y compromiso para combatir la pobreza", al brindar su discurso en la apertura de la Cumbre de Energía 2013. En el centro de convenciones de Abu Dhabi, los organizadores de la cumbre que reúne a representantes de 150 países en el marco de la semana de la sustentabilidad presentaron a la mandataria argentina como la líder "de uno de los países latinoamericanos con más recursos y más planes para reforzar y renovar la energía".

En ese marco, la presidenta insistió en que "el elemento que conmueve al mundo es la pobreza", situación que "exige hablar de números concretos y responsabilidades, aunque algunos tienen más responsabilidad que otros". Al hablar ante el amplio auditorio, colmado por más de 2 mil personas y autoridades de distintos países, Cristina destacó que Argentina "es uno de los países que más avanzó en materia de eficiencia y de diversificación de su matriz energética".

Además, subrayó "la decisión de Sudamérica de mejorar el medio ambiente en forma conjunta con el combate a la pobreza", al indicar que la respuesta a las emisiones y el uso racional de energías "debe ser justa y adecuada". Sin embargo, remarcó que "equidad implica entender que los ciudadanos de algunos países ricos tienen un patrón de consumo de energía que no es sustentable".

La jornada de la presidenta culminó con los empresarios emiratíes más importantes, para luego dirigirse al aeropuerto internacional de Abu Dhabi, cerrando así el primer tramo de su gira por Medio Oriente y Asia. Partió a las 16 (hora argentina 23 rumbo a Yakarta, capital de Indonesia.

Maradona se volvió cristinista

La presidenta Cristina Kirchner se reunió en Emiratos µrabes Unidos con Diego Maradona, quien se confesó “cristinista” y criticó con dureza a la oposición. Maradona, quien ya se había declarado simpatizante del gobierno, dijo que quienes critican a la mandataria “son los mismos de siempre, los que nacieron en cuna de oro y no saben armar un guiso”.

   Luego del encuentro, la presidenta publicó en su cuenta de Twitter la actividad que había tenido con uno de los máximos representantes de la historia del deporte argentino. “Martes, en unas horas parto a Indonesia, recién se acaba de ir Diego. ¿Qué Diego? Quien va a ser, Maradona. Lo vi muy bien. Está contento”, tuiteó Cristina Kirchner. El campeón del mundo en 1986 con la camiseta albiceleste fue recibido por Cristina Kirchner en el quinto piso del hotel Emirate Palace de Abu Dhabi, donde se encuentra toda la comitiva que forma parte de la visita oficial al país árabe. Maradona llegó desde Dubai, donde reside desde antes de la Navidad, en carácter de embajador de Deportes de los Emiratos Arabes, e incluso se ofreció para acompañar a Cristina Kirchner en la continuidad de su misión comercial, que seguirá en Indonesia y Vietnam, porque va a “venderles cosas y traer trabajo a los argentinos”.

   “Estando acá, en Emiratos, uno se da cuenta que tiene que tener orgullo de su país, por su capacidad, por los alimentos que genera y por los esfuerzos que hace Cristina y todo su Gobierno”, afirmó Maradona en declaraciones a varios medios de prensa. El ex técnico de la Selección Argentina, que el lunes por la noche había compartido un asado con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, explicó que puede “avalar” su defensa de la gestión kirchnerista porque lo “ve. De ahí en más está mi cariño por Cristina”.

   Y también aprovechó para castigar a la oposición, “Por ejemplo, De Narváez no sabe hacer una sopa, no sabe qué le tiene que poner, habla por hablar y no la vivió, no sufrió lo que sufrieron muchos argentinos”, señaló.

  Frente a la crítica, el diputado contestó, a través de su cuenta de Twitter, con una foto en la que se lo ve cocinado un guiso. La imagen está acompañada de la leyenda: “Diego, soy mejor comiendo guiso que cocinándolo...me gusta más al día siguiente, recalentado. Abrazo”

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS