Edición Impresa

Cristina: "Argentina no va a caer en un default porque ya pagó"

Ratificó su voluntad de acordar con el 100 por ciento de los acreedores pero aclaró que no la harán "firmar cualquier cosa".

Jueves 24 de Julio de 2014

"La Argentina no va a caer en default porque allí entran los que no pagan, y la Argentina pagó". La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se refirió así al cariz que tomó el conflicto con los fondos buitre, que entró en horas decisivas. De no llegarse a un acuerdo con los fondos buitre, la Justicia neoyorquina impide el cobro por parte de los bonistas que entraron al canje de deuda. De modo que una extraña amenaza de cesación de pagos se cierne contra la voluntad del deudor.

Por eso, al participar del acto de inauguración de una nueva fábrica de motos Yamaha, la presidenta instó a "los gurúes" a encontrar otro nombre para denominar lo que puede ocurrir si las negociaciones no llegan a buen puerto. igual, ratificó la voluntad del gobierno para alcanzar un acuerdo con el 100 por ciento de sus acreedores, y de "seguir hablando" con los holdouts. "vamos a ir cuantas veces sea necesario a donde tengamos que ir, pero con nuestras razones, que no son caprichos", aseguró. Y desafió: "No me van a hacer firmar cualquier cosa, amenazándome con que el mundo se viene abajo".

El plazo para que se produzca una suerte de "default técnico" se acerca, toda vez que el juez Thomas Griesa, que en 2012 falló a favor de los fondos buitre en el juicio que le hicieron para cobrar 1.500 millones de dólares en bonos comprados a precio de default, se negó el martes a reponer la medida cautelar que protegía el pago al 95 por ciento de los bonistas que aceptaron entrar a los canjes de deuda de 2005 y 2010.

Argentina depositó los fondos para cubrir los vencimientos, que operan a fin de mes. Pero Griesa impide transferirlos hasta que el gobierno arregle una fórmula de pago con los buitres. El gobierno denuncia que pagar sin protección activaría la cláusula Rufo (Rights Upon Future Offers), de "derechos sobre futuras ofertas", que terminaría por hacer caer la reestructuración de la década pasada.

Cristina explicó que la cláusula determina que "si uno firmó y acordó en el 2005, la Argentina después no puede pagarle a otro tenedor mejor o más de lo que le pagó en el 2005". o obstante, advirtió que si la cláusula se activa "se cae todo lo acordado".

"Se caen las quitas que Néstor (Kirchner) logró, se caen todos los plazos y te exigen todos juntos los punitorios", añadió. De ese modo, el gobierno argentino también se vería forzado a pagar de inmediato los bonos de deuda con vencimiento en 2033. "Estaríamos tirando abajo lo que tan costosamente les costó a los argentinos", remarcó.

Por ese motivo, reiteró el pedido del gobierno argentino a la Justicia de EEUU para establecer "un seguro contra la claúsula Rufo", al considerar que "si no aplica, la prima les va a salir muy barata" a los fondos buitre.

Cristina se quejó que no hubo "ni una sola respuesta, absolutamente silencio", ante la solicitud llevada al mediador designado por Griesa, Daniel Pollack.

Durante su discurso, Cristina aseguró que "Argentina no va a entrar en default por una razón muy sencilla y elemental: en el default entran los que no pagan y Argentina pagó".

"Los gurúes que siempre encuentran algún término con el cual disfrazar lo que realmente pasa van a tener que encontrar una nueva palabra que refleje que un deudor pagó, alguien bloqueó y por eso no dejan entregar ese dinero a los tenedores del canje del 2005 y 2010 que entraron de buena fe", enfatizó la Presidenta.

El nuevo encuentro entre el mediador Pollack y las partes se realizará hoy al mediodía. Inicialmente la reunión debía realizarse ayer y, pero el encuentro fue postergado 24 horas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS