Edición Impresa

Cristian Sola, nuevo jefe de la policía

El comisario general Cristian Sola asumió como nuevo jefe de la policía de la provincia en reemplazo del renunciante Hugo Tognoli, a quien hasta ayer había secundado. En una ceremonia austera, sobria y tensa realizada en el Ministerio de Seguridad...

Sábado 20 de Octubre de 2012

El comisario general Cristian Sola asumió como nuevo jefe de la policía de la provincia en reemplazo del renunciante Hugo Tognoli, a quien hasta ayer había secundado. En una ceremonia austera, sobria y tensa realizada en el Ministerio de Seguridad de la capital provincial, el ministro Raúl Lamberto le tomó juramento al nuevo número uno de la fuerza y también a quien se hizo cargo de la subjefatura, el comisario José Luis Romitti. Todo ocurrió bajo la mirada del ministro de Gobierno, Rubén Galassi; y del secretario de Seguridad, Marcos Escajadillo.

Tras conocerse la renuncia de Hugo Tognoli, el propio Sola había presentado su dimisión, pero la misma quedó en suspenso hasta la tarde, cuando el gobierno provincial decidió que fuese él quien se haga cargo de la fuerza.

Sola llegó a la subjefatura de la provincia en diciembre pasado tras conducir la Unidad Regional II (Rosario) desde marzo de 2011. El hombre, formado en la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), venía de ser jefe de ese cuerpo de élite. Algunos meses más tarde, en mayo de este año, el entonces ministro Leandro Corti decidió que Sola no sólo fuera subjefe de provincia sino que también comandara la propia TOE, la Dirección de Control y Prevención de Adicciones y el organismo creado para combatir la trata de personas. En aquel acto, quien era jefe de la ex Drogas Peligrosas, José Luis Romitti, fue desplazado de su cargo y designado como titular de la Unidad Regional XV (San Jerónimo). Ahora vuelve como número 2 de la cúpula.

Entonces Corti justificó los cambios al afirmar que "después de cuatro meses de gestión el rendimiento no estuvo a la altura de las circunstancias" y pidió a los nuevos jefes "intervenir con otro grado de intensidad en las líneas de abastecimiento y comercialización de drogas más allá de los kilos incautados".

Sin notificaciones. "Creemos estar frente a dos experimentados, formados y capacitados policías de alto rango que tienen la distinción de ocupar los cargos más altos de la fuerza. Y eso es una responsabilidad y un honor. Responsabilidad porque se lo hace en tiempos complejos en los que la ciudadanía reclama seguridad y sabemos que gran parte de esa demanda está vinculada a un accionar eficiente y correcto de la policía. Complejos porque hoy una noticia involucró al jefe Hugo Tognoli en un hecho preocupante y nosotros le transmitimos que era importante que se colocara a disposición de la Justicia", dijo el ministro Lamberto tras el acto de asunción. Y ratificó que el gobierno "no fue notificado por el juez de la causa, no hubo denuncias ni órdenes de detención o allanamientos, ninguna comunicación institucional".

Lamberto también dejó en claro que fue el gobierno quien le pidió la renuncia a Tognoli e insistió en que "los jefes designados tienen una gran responsabilidad interna y externa porque se viven realidades convulsionantes en determinadas unidades. Hoy más que nunca necesitamos una policía con disciplina, con capacidad, con formación, con respeto a los mandos, con una gran vocación de servicio y con una gran moralidad. Todas estas condiciones las pide la ciudadanía y son por las que este gobierno está dispuesto a bregar, discutir e imponer hasta tanto logremos la transformación institucional que se necesita para que la fuerza sea profundamente respetada".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario