Edición Impresa

Creció el número de aspirantes para ser bomberos voluntarios

La inscripción formal terminó el sábado. Cincuenta personas comenzarán el curso para incorporarse al cuerpo.

Martes 05 de Agosto de 2014

Cincuenta personas comenzarán en las próximas semanas los cursos para incorporarse a los Bomberos Voluntarios. El número supera con amplitud las últimas convocatorias para formar parte del cuerpo. La del año pasado, por ejemplo, apenas sumó 30. Para el jefe de los rescatistas, Luciano Salazar, el incremento representa otra muestra del apoyo ganado, a fuerza de sudor y lágrimas, por su actuación en la tragedia de calle Salta, de la que mañana se cumplirá un año.

Formalmente, la inscripción de aspirantes al cuerpo se lanzó el pasado 2 de junio, Día del Bombero Voluntario, y terminó el sábado. En esos dos meses, pero sobre todo las últimas semanas, 34 varones y 16 mujeres de entre 18 y 55 años, acercaron sus datos al cuartel de Rioja al 2800.

Fue la primera convocatoria a integrar el cuerpo de bomberos tras la explosión de gas desatada el 6 de agosto de 2013 en las torres de Salta 2141. Los seis días de búsqueda de las víctimas representaron la actuación más difícil de los voluntarios y, también, la más reconocida.

"En los meses posteriores llegamos a recibir hasta 400 llamados de personas que consultaban por los cursos de capacitación para formar parte del cuerpo", recordó Salazar, y si bien advirtió que la mayoría de esas intenciones quedaron después en el camino, el saldo final no fue malo.

Los inscriptos este año "superan la media de las últimas convocatorias. En 2013 comenzaron los cursos unas 30 personas, de las cuales terminaron los quince que ingresarán al cuerpo en unos meses", advirtió.

Un trabajo exigente. Para formar parte del cuerpo de Bomberos Voluntarios hay que tener entre 18 y 55 años, acreditar secundario completo, no tener antecedentes policiales y residir en Rosario. Cumplidos esos requisitos, hay que pasar un examen psicofísico en un organismo oficial y completar un curso teórico práctico de un año y medio.

Los primeros encuentros de entrenamiento consisten en una introducción al funcionamiento del cuerpo de bomberos y el marco legal que rige la actividad. Esas primeras clases se dictan en el cuartel de Rosario, la capacitación específica en rescate y asistencia se desarrolla después en la escuela regional de capacitación del cuerpo, actualmente en la localidad de Oliveros.

El ciclo se completa rindiendo el examen avalado por el Consejo Nacional de Federaciones de Bomberos.

Formar parte del cuerpo es una actividad no remunerada, pero exige un alto nivel de compromiso: cada uno de los integrantes del cuerpo permanece las 24 horas de guardia pasiva y, además, una vez por semana cumple con una guardia activa de 12 horas, nocturnas durante los días de semana y diurnas el domingo.

La provincia reconoce cobertura social a los integrantes de bomberos a través de su obra social (Iapos), seguros de vida y riesgo de accidentes, pólizas para los móviles y la posibilidad de acceder, a los 25 años de servicios y 55 de edad, a un beneficio cercano al 80 por ciento de lo que representa la jubilación mínima.

El cuartel de Rioja al 2800 reúne a 70 voluntarios. Son 56 varones y 14 mujeres, empleados, estudiantes o albañiles que destinan parte de su tiempo a esa actividad solidaria.

De acuerdo a los planes de Salazar, en noviembre se incorporarán otras quince personas que ya están completando la capacitación y a fin del año próximo se sumarán quienes empiecen a cursar en unos meses.

Tareas para cumplir siempre habrá: además de los pedidos de auxilio a los que responden diariamente (en promedio, unas 50 salidas de las dotaciones por mes), los bomberos voluntarios desarrollan cursos y charlas para la prevención del fuego que se dictan en instituciones, comercios e industrias.

Homenaje y luto en la UNR

Hoy, a las 18, en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR se realizará un acto-homenaje a Florencia Caterina, artista plástica víctima de la explosión del edificio de calle Salta 2141, el 6 de agosto de 2013. Junto a familiares, docentes y compañeros se descubrirá una placa recordatoria y se nombrará el aula-taller de pintura en su memoria. La UNR, además, declaró dia de luto a la jornada de mañana, al cumplirse un año de la tragedia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario