Edición Impresa

Crecer paso a paso, el objetivo de Russo para Central

El DT Miguel Angel Russo considera que su equipo va de menor a mayor en cuanto al juego y la curva de rendimiento es ascendente, pero todavía se está lejos del ideal.

Domingo 26 de Agosto de 2012

Pasaron tres fechas del torneo de la B Nacional y Central ya conoció los tres resultados. Cayó en el debut en una floja producción ante Sarmiento de Junín en el Gigante, se repuso en la excursión a Corrientes doblegando a Boca Unidos con justicia y el último viernes sin desplegar un fútbol atildado ni mucho menos igual se esforzó para generar un puñado de chances de netas de gol, aunque apenas igualó 0 a 0 ante Huracán. Este es el derrotero auriazul en este nuevo torneo que se presenta muy parejo, sin equipos rutilantes a diferencia de la edición pasada, con trámites cerrados y mucha lucha. En este contexto general, el DT Miguel Angel Russo considera que su equipo va de menor a mayor en cuanto al juego y la curva de rendimiento es ascendente, aunque también tiene claro que todavía se está lejos del ideal y hay mucho por mejorar.

Ayer en la práctica que se desarrolló en la mañana soleada de Arroyo Seco, el semblante general del cuerpo técnico y de los jugadores canallas era de conformidad con lo hecho ante Huracán, aunque estaba la lógica contrariedad por no haber podido conseguir la victoria tras generar un puñado de chances netas en las narices del arquero Daniel Islas. Central no tuvo puntería y por eso sumó de a uno. Claro que el dominio fue en base al despliegue y la enjundia, más que por haber desplegado un aceitado funcionamiento colectivo y monopolizar la pelota.

Así Russo entiende que la principal virtud del equipo ante Huracán fue haber sostenido la intensidad a la hora de presionar y generar chances de gol a lo largo de los 90 minutos, algo que no fue tal ni en el triunfo ante Boca Unidos y mucho menos en la caída ante Sarmiento. Por eso el DT cree que Central está en etapa de crecimiento colectivo y esto no es un dato menor para un equipo que arrancó de cero tras quedarse en la puerta del objetivo en la temporada pasada. Otra arista que valora Miguel es el auspicioso ingreso de los juveniles, como pasó con Nery Domínguez y Pablo Becker. Por supuesto que los pibes no deben ser los salvadores, pero pueden aportar soluciones en un momento determinado.

Russo y los jugadores saben que hay mucho por mejorar. En referencia a que las líneas estén cada vez más respaldadas y que tener la pelota en los pies sea provechoso y no un problema. "Hay que darle valor a la pelota", fue la frase que repitió ayer Russo en la práctica de fútbol de los que no fueron titulares ante Huracán. Todo un símbolo de lo que pretende el DT.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario