Edición Impresa

Crecen los rumores sobre la mala salud de Fidel Castro

La Habana. — En medio de fuertes rumores sobre el empeoramiento de la salud del ex presidente Fidel Castro, el diario oficial Granma publicó una carta que presuntamente escribió a jóvenes...

Viernes 19 de Octubre de 2012

La Habana. — En medio de fuertes rumores sobre el empeoramiento de la salud del ex presidente Fidel Castro, el diario oficial Granma publicó una carta que presuntamente escribió a jóvenes médicos de su país. Es la primera publicación de un texto del dirigente en varios meses. Castro, de 86 años, no hace una aparición pública desde abril pasado. Desde 2006, cuando sufrió un percance de salud grave jamás aclarado, Fidel dejó de hecho el poder en manos de su hermano menor, Raúl.

El médico venezolano radicado en EEUU Rafael Marquina aseguró al diario de Miami El Nuevo Herald que Castro padeció un derrame cerebral y está muy grave. Marquina, sin embargo, ha perdido credibilidad desde que este año pronosticó reiteradamente en Twitter y en entrevistas que Hugo Chávez padecía un estado terminal de su cáncer y que esto no le permitiría realizar campaña. Chávez cumplió una campaña de varios meses, aunque mesurada en sus apariciones públicas, y luego ganó las elecciones del pasado 7 de octubre. Aunque al parecer aún padece de cáncer, es obvio que Marquina falló totalmente en sus pronósticos.

En un clima de rumores, ayer el régimen cubano dio a conocer una carta de Fidel a los médicos. La misiva, fechada por Castro el miércoles, fue divulgada ayer por el periódico oficial Granma. "El Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas «Victoria de Girón» marcó el inicio de la formación masiva de médicos", comenta Castro en su carta, en la que destaca el papel jugado por la institución en el prestigio ganado por el sector de la salud cubana. La semana pasada, una hermana de Castro residente en Miami y un hijo del dirigente desde Cuba, habían desmentido los crecientes rumores sobre su empeoramiento. El hijo afirmó incluso que su padre desarrollaba actividades físicas y recreativas de manera normal.

Pero un hecho da pie a esos rumores: Castro no hace una aparición pública desde el 13 de abril de este año, cuando recibió en el lugar donde convalece a una delegación del partido comunista de Vietnam. Poco antes, el 28 de marzo, se lo vio "en directo", al visitar en la nunciatura de La Habana al papa Benedicto XVI, quien realizaba una esperada visita a la isla. Pero en las últimas semanas no se han dado a publicidad los típicos videos que se registraban en el lugar de convalecencia de Castro. Estas breves apariciones en video, en las que se lo ve habitualmente acompañado de visitantes extranjeros como la delegación de Vietnam, actuaban como "pruebas de vida" del anciano líder comunista. Ahora están faltando notoriamente. Sobre esta ausencia crecen los rumores. Y difícilmente la breve carta a los médicos sirva para disiparlos, dado que cualquiera de los muchos asistentes y secretarios de Fidel podría haberla escrito. También se extraña la falta de las conocidas columnas de opinión de Fidel, especialmente luego del reciente triunfo de su amigo Chávez.

La versión de Marquina.Marquina aseguró al Nuevo Herald que Castro sufrió un derrame cerebral y su estado de salud es tan precario que tiene dificultades para alimentarse, hablar y reconocer a las personas. El venezolano asegura haber tenido acceso a fuentes y datos de primera mano. "Sufrió un derrame embólico y no reconoce absolutamente a nadie", dijo José Marquina, un neumonólogo venezolano que trabaja en Florida. "Las personas con un cuadro de esta naturaleza tienen dificultades para comer y, por supuesto, terminan con su capacidad neurológica totalmente deficitaria", agregó.

El Herald destaca el clima de rumores que reina en las redes sociales, donde se ha dado por muerto a Fidel en los últimos días. Y recuerda que desde junio no ha escrito más sus columnas de opinión llamadas "Reflexiones". Marquina asegura que Castro se encuentra en su casa de El Laguito, en La Habana, recibiendo atención médica permanente y especializada. Declaró que la idea de las autoridades cubanas y de su familia es mantenerlo vivo y lejos de la opinión pública. "Puede durar semanas con esto, pero lo que puedo decir es que no vamos a volverlo a ver públicamente", afirmó Marquina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario