Edición Impresa

Crece la devaluación y la brecha cambiaria

El gobierno nacional acelera la tasa de devaluación del dólar oficial. En agosto termina en 5,67 y devalúa a un ritmo del 3% mensual. En los primeros 7 meses del año la moneda lo hizo en 15,3%.

Domingo 01 de Septiembre de 2013

Más devaluación y brecha. El gobierno devaluó en el año el 15,3% y proyecta una devaluación del 38% anual. El dólar blue incrementa la brecha con el oficial, a este ritmo va directo a los dos dígitos antes de fin de año al tiempo que Brasil aviva el fuego de modificación del tipo de cambio.

   El gobierno nacional acelera la tasa de devaluación del dólar oficial. En agosto termina en 5,67 y devalúa a un ritmo del 3% mensual. En los primeros 7 meses del año la moneda lo hizo en 15,3%.

   En el otro extremo está el dólar blue, que termina el mes en 9,75 y se devalúa el 43,4%. Casi tres veces por encima de la devaluación del oficial. Lo que más preocupa es la brecha entre ambos, de los cuales se podría hacer una lectura política del gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner.

   En diciembre de 2011 cuando inició el segundo mandato presidencial, la brecha entre el dólar oficial y el bue era de apenas el 10%. En abril de 2012, se cerraron para siempre las puertas de acceso al dólar oficial. En este marco, la brecha entre el dólar oficial y el blue salto al 33%, hasta diciembre de 2012.

   En enero de 2013, se produce una nueva escalada del dólar blue, al principio pensamos que era efecto de la demanda turística, pero pasado abril, observamos que la brecha creció a un promedio del 66% y nunca más volvió a niveles del 33%.
  En la actualidad la brecha está en el 72%, y nada hace pensar que descienda, más bien, hay claros indicios de que podría pegar otro salto para fin de año, y ubicarse en el 100%.

Dólar oficial. En los últimos meses la devaluación del dólar oficial fue creciente. En los meses de mayo y junio el gobierno devaluó a un ritmo del 1,9% mensual. En julio a un ritmo del 2,3% mensual y en agosto a un ritmo del 3% mensual. Si se proyecta este 3% mensual hasta fin de año, en diciembre habría un tipo de cambio de 6,40.

   Si se mantiene al brecha actual del 72%, para fin de año el blue cotizaría en 11,00. Si la brecha salta al 100%, el blue se ubicaría en 12,80. Para fin de año faltan 4 meses, y la ganancia esperada con un blue de 11,0 versus un precio actual de 9,75; sería de un 12,9%. Con esta probable rentabilidad, no conviene mantener saldos monetarios en pesos en plazo fijo (rinde el 18% anual), y todas las fichas habría que ponerlas en el dólar blue.

Los títulos se caen. Luego del fallo adverso para Argentina en la Cámara de Apelaciones de New York, el mercado se puso corto. Subieron los Bonar 2013, y caen los títulos a mayor plazo, increíblemente bajan el Boden 2015 y Bonar 2017. Una sucesión de contratiempos está haciendo retroceder sus cotizaciones. En el exterior, los bonos caen ante la amenaza de un fallo adverso en la justicia americana. En Argentina, el gobierno salió a vender estos títulos para enfriar el mercado cambiario.

   No se debería pasar por alto la baja observada en las reservas internacionales. Al 30 de agosto, se ubicarían por debajo de los 37.000 millones de dólares, una muy mala señal para los bonos locales.

   Si a esto se le suman los ruidos políticos y económicos de Brasil, no sería extraño una profundización en la baja de los títulos argentinos. En Brasil, la tasa de corto plazo se elevó al 9% anual, el real se ubica en 2,36 por dólar, y se pusieron sobre la mesa 60.000 millones de dólares para soportar la corrida cambiaria. Paralelamente a estas medidas, el gobierno sigue inflando el gasto público, con la mirada puesta en el mundial 2014, y las elecciones presidenciales del año próximo. Objetivos muy contrapuestos, que puede derivar en resultados no deseados a futuro.

Conclusiones. El dólar oficial se está devaluando a una tasa anualizada del 38% anual. Es la más alta de la última década. A este ritmo el dólar oficial estaría en 6,40 para fin de año y 7,40 para mayo de 2014, fecha en que se cosecha la soja.

   • El blue podría incrementar su brecha cambiaria al 100%, si lo hace estará en precios estrafalarios para mayo del año próximo.

   • El juicio en New York no viene bien para el país. Hay una marcada descoordinación entre la estrategia política y jurídica. El canje se abrió tarde, y los comentarios de la presidenta y Axel Kicillof fueron desafortunados. No se sabe si hay voluntad de pago, o ganas de no pagar.

   • Todo hace presumir que este juicio quedará como tema pendiente para la próxima administración. A este problema habría que sumarle otros que quedaran pendientes, como ser: la inflación, desfinanciamiento del Estado, alta presión tributaria, entre otros.

   • La compra de mercadería vuelve a ser una opción favorable para proteger los ahorros de los argentinos. La suba del mínimo no imponible de ganancias podría reactivar la demanda de bienes durables, como los electrodomésticos o automóviles. No descartar, más demanda de departamentos en construcción, en especial propiedades pequeñas para alquilar.

   • El 21 de septiembre comienza la temporada primavera-verano, hace tiempo que no hay una temporada con tanta incertidumbre. Serán meses para afrontar con estrategia, luego del 27 de octubre nace un nuevo mapa político y, consecuentemente, sobrevendrán novedades económicas. Altos stocks en mercadería, liquidez en moneda extranjera, una cartera de títulos públicos, comprar un auto en cuotas, viajar al exterior y comprar algún departamento en pozo puede ser una diversificación para los que más tienen. Quienes no lleguen a todas estas opciones, que tache de atrás para adelante. •

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario