Edición Impresa

Corrupción en las obras para proteger a Venecia de las mareas: arrestan al alcalde

Decenas de personas, entre ellas el alcalde de Venecia, fueron detenidas ayer en el marco de una investigación sobre corrupción y blanqueo de dinero, relacionada con las grandes obras en...

Jueves 05 de Junio de 2014

Decenas de personas, entre ellas el alcalde de Venecia, fueron detenidas ayer en el marco de una investigación sobre corrupción y blanqueo de dinero, relacionada con las grandes obras en curso para proteger a esta ciudad de altas mareas e inundaciones. En plena madrugada, en Venecia, unos 300 miembros de la policía financiera detuvieron a 34 personas y colocaron bajo control judicial a otras 10, entre ellas el alcalde de la ciudad Giorgio Orsoni. El político es sospechoso de haber financiado de manera ilícita su campaña electoral para las municipales de 2010.

Entre las personas detenidas figuran, además de Orsoni, del Partido Demócrata, izquierda, empresarios y políticos de todos los colores, además de un general retirado. Un centenar de personas están en total implicadas en este asunto. El llamado proyecto "Moisés" es una enorme obra que moviliza a unas 50 empresas sobre unos 20 km en la laguna de Venecia, y que consiste en instalar 78 diques flotantes gigantes para proteger a la ciudad de las mareas altas y las inundaciones.

Millonaria caja negra. La investigación, lanzada hace tres años por la fiscalía de Venecia, habría permitido revelar la existencia de una "caja negra" alimentada por fondos procedentes de un sistema de facturas falsas y sobornos, todo ello en un contexto de atribución de mercados para las obras de "Moisés". Unos 20 millones de euros habrían sido así malversados y colocados en cuentas en el extranjero, destinadas a partidos políticos.

La fiscalía de Venecia pidió además la detención del ex gobernador de la región (1995-2010) Giancarlo Galan, ex ministro de Agricultura de Silvio Berlusconi y hoy senador de Forza Italia (derecha). Galan estrenó las obras colocando la primera piedra en 2003, junto a Berlusconi, entonces jefe de gobierno. Las obras, de un costo estimado en 5.400 millones de euros, debían estar terminadas en 2016.

La investigación conoció un primer episodio importante en julio de 2013 con la detención de 14 personas sospechosas de hacer falsas facturas y realizar licitaciones amañadas. Entre los detenidos figuraba el ex presidente del Consorcio Venezia Nuova, Guivanni Mazzacurati, encargado de construir los gigantescos diques móviles. Basándose en los dichos de estos detenidos, los investigadores se centraron en el mundo de los políticos locales, estableciendo vínculos entre los empresarios encargados de la obra "Moisés" y el mundo de la política.

La vulnerabilidad de Venecia, que se ha hundido 23 centímetros en el curso del siglo XX, se ha agravado en los últimos años con la subida del nivel del mar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario