Edición Impresa

Córdoba y Santiago del Estero, las provincias más afectadas

Un remisero desaparecido, un puente derrumbado y más de un centenar de evacuados fue el saldo del fuerte temporal que afectó a distintas localidades de la provincia de Córdoba.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

Un remisero desaparecido, un puente derrumbado y más de un centenar de evacuados fue el saldo del fuerte temporal que afectó a distintas localidades de la provincia de Córdoba, donde la tormenta se sintió con más intensidad.

   La localidad de Jesús María, en el norte cordobés, con precipitaciones de entre 70 y 180 milímetros, fue una de las más perjudicadas ya que la crecida y la fuerte correntada del río Guanusacate derribó el puente Centenario que comunica con la población de Sinsacate.

   Alrededor de la 5.30 del viernes, el remisero Arturo Marturano, de 60 años, no advirtió que el puente se había derrumbado y cayó al río con su automóvil. Fue arrastrado cerca de dos kilómetros por la fuerte correntada.

   El auto fue encontrado ayer al mediodía, pero hasta el cierre de esta edición se desconocía el paradero del remisero, quien era buscado por grupos de rescatistas.

   La fuerte precipitación también arrastró al río a un patrullero policial con sus dos ocupantes, quienes lograron saltar a tiempo del vehículo y ahora están internados en buen estado de salud.

   “Estamos asistiendo a los damnificados y en estado de alerta por la crecida del río”, manifestó el intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, quien añadió: “Hay problemas de servicios en varios barrios”.

   Por otra parte, el municipio de la ciudad de Córdoba también sufrió las consecuencias del fuerte temporal, razón por la cual el intendente, Ramón Mestre, declaró la emergencia ambiental.

   En tanto, el titular de Defensa Civil de la capital provincial, Hugo Garrido, manifestó que había alrededor de 60 evacuados pero que la situación estaba “controlada”, mientras con los organismos de servicios trabajaban para restablecer los servicios básicos como agua y electricidad.

   Las localidades más afectadas fueron las de capital, Jesús María, Juárez Celman y Río Ceballos.

   De acuerdo a los datos oficiales, en la ciudad de Córdoba la lluvia caída fue de 70 milímetros, mientras que el máximo se registró en Ascochinga, con 180 milímetros.

   En contaste, el fuerte temporal trajo alegría para algunas localidades de las Sierras Chicas debido a que se pudieron recuperar los ríos que estaban secos.

Santiago. Otras de las provincias que también se vio altamente afectadas fue Santiago del Estero, en concreto las localidades de San Pedro y Lavalle, distantes a 100 kilómetros al oeste de la capital.

   El temporal afectó a localidades de los departamentos Río Hondo, Choya, Banda, Jiménez, Figueroa y Pellegrini, en las que residen familias campesinas que se dedican a la agricultura y cría de animales.

Viviendas construidas en forma precaria sufrieron las voladuras de techos de chapa y caída de mampostería, tras una jornada de intenso calor con 43 grados de sensación térmica.

   El fuerte viento, con ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora, también provocó la caída de paredes perimetrales, árboles, carteles, varios postes del alumbrado público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS