Edición Impresa

Convertirán en autovía la ruta nacional Nº 11 en un tramo clave del Cordón

El instituto del Transporte de la Universidad de Rosario estudia cuatro variantes. Es desde la A-012 hasta Oliveros, partiendo desde el camino de la Cremería, antes de llegar a Ricardone. 

Domingo 15 de Diciembre de 2013

El Instituto del Transporte de la Universidad Nacional de Rosario estudia varias alternativas para convertir a la ruta nacional Nº 11 en autovía, entre la ruta A-012 y Oliveros. Se trata de un trayecto de aproximadamente 35 kilómetros que ayudaría a descongestionar el tránsito pesado que circula hacia las terminales portuarias.

El proyecto se enmarca en el convenio firmado oportunamente por el organismo y la Nación para convertir la A-012 en autovía, un acuerdo que se rubricó el 17 de julio del año pasado y que puso a los equipos técnicos de la UNR a trabajar sobre el proyecto, bajo un presupuesto de 6,8 millones de pesos.

El estudio de la ampliación de la A-012 está dividido en dos secciones. La primera, desde la autopista a Buenos Aires hasta la autopista a Córdoba, y el segundo desde esa última hasta la ruta 11. Cada una de esas secciones contemplaba tres entregas preliminares, dos de las cuales ya fueron formalizadas. En el caso de la primera sección, los dos estudios preliminares entregados ya fueron aprobados por el Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi), que también dio el visto bueno al primer informe de la segunda sección. Cuando se complete el estudio de factibilidad, las autoridades nacionales estarán en condiciones de llamar a licitación para toda la obra.

Variantes. Ocurre que en medio de los estudios surgieron dos variantes. La primera tenía que ver con el desvío de la ruta a la altura de Roldán, ya que la autovía entorpecía el desarrollo urbanístico de esa ciudad. La segunda fue justamente la posibilidad de convertir un tramo de la 11 en autovía, aunque lo que se plantea es la construcción de una nueva ruta, alternativa que arrancaría en el cruce de la A-012 y el camino de la Cremería, antes de llegar a Ricardone yendo en sentido a San Lorenzo.

A raíz de esas variantes, el Occovi y el Instituto del Transporte firmaron una adenda (ampliación del convenio) que incorporó tanto el desvío en Roldán como el estudio de factibilidad de ampliación de la 11. Tal cual lo publicó La Capital en septiembre de este año, se definió que la A-012 no atravesara Roldán, sino que hiciera un desvío y pasara por el oeste de la ciudad. Este estudio también contempla entregas preliminares, una de las cuales ya está en manos del organismo nacional, que podría aprobarla el miércoles próximo. Y ahora se estudian las alternativas para la 11, aprovechando justamente el camino de la Cremería y distintas posibilidades de empalme para conectar con Oliveros.

La directora del Instituto del Transporte de la UNR, Alicia Picco, explicó a este diario que se evalúan cuatro posibilidades para la conversión de la ruta que atraviesa el Cordón industrial y portuario, la que quedaría como una avenida urbana. El punto de partida estaría siempre en el camino de la Cremería, al que se accede desde el segundo anillo cincunvalar de Rosario, bordea Ricardone, hace un codo hacia el este y empalma con la ruta provincial Nº 10, que a su vez lleva hacia la zona portuaria, en el ingreso norte de la ciudad de San Lorenzo.

Plazos. La introducción de modificaciones en el proyecto original hizo también que se extendieran los tiempos del estudio y se generaran ciertas suspicacias. Días atrás, el diputado nacional Fabián Peralta denunció atrasos en las partidas que tenían que venir de la Nación para el estudio que realiza la UNR.

Picco reconoció que existían estas demoras, y que hasta el momento se habían pagado 3,8 millones de pesos, pero aclaró que esto se debió justamente a los cambios introducidos en el proyecto oportunamente rubricado, que frenaron las entregas de las etapas. "En septiembre se firmó la adenda y empezaron a correr los tiempos para la entrega de los informes faltantes", dijo.

En el caso de la reconversión de la ruta 11 se fijó un plazo de cuatro meses (sin contar enero) desde la firma de la adenda para la entrega del proyecto definitivo. Y para la A-012 más la incorporación de la variante Roldán, que no estaba en el antiguo Convenio, se establecieron 360 días.

"El 22 de noviembre cobramos el anticipo para el estudio de la ruta 11", explicó la directora del Instituto. Una vez finalizado, se elevará al Occovi para que defina cuál de las variantes considera más conveniente, y si hay observaciones. Luego, estarían en condiciones de llamar a licitación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS