Edición Impresa

Continúa la medida de fuerza de los municipales en Rufino

El paro de trabajadores del municipio rufinense se decidió en forma unánime, pero desde el municipio sostienen que la gestión gremial es dura

Lunes 18 de Noviembre de 2013

Sigue la medida de fuerza de municipales en Rufino y ahora funcionarios hacen de cajeros El gremio de Empleados municipales de Rufino continuará con la medida de fuerza dispuesta hace varios días en reclamo del 20 por ciento del sueldo que se les adueda del mes de octubre. Según se anunció, hoy el Ejecutivo recibiría un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) de 500 mil pesos que permitiría destrabar el duro conflicto. Desde el municipio sostienen que con 460 mil pesos se soluciona la crisis con los trabajadores.

El intendente Gustavo Dehesa explicó que "desde el 8 de noviembre que los empleados municipales tienen depositado el 80 por ciento del sueldo de octubre y sin embargo lanzaron esta medida de fuerza que nos perjudicó porque nos tomaron las cajas y no pudimos recaudar".

Dehesa cobró notoriedad tras salir a recolectar basura con un grupo de colaboradores y en camiones prestados y en los propios autos particulares. Desde el miércoles pasado, otros colaboradores del intendente hacen las veces de cajeros. "Nos pusimos a trabajar en las cajas desde el miércoles y ya llevamos recaudado más de 300 mil pesos", dijo Dehesa.

El origen del conflicto es por la falta de cobro de haberes por parte de los comunales que llevó a un paro por tiempo indeterminado. El Sindicato de Trabajadores Municipales decidió por unanimidad continuar con la medida de fuerza hasta que se deposite el 20 por ciento de los sueldos que se adeudan a alrededor de 300 trabajadores.

El gremio municipal mantiene una férrea pelea con el municipio por atraso en los haberes. Eso desembocó en un paro que tuvo su punto máximo de tensión cuando el jueves por la noche, el intendente y varios funcionarios de su gobierno salieron a recolectar los residuos en sus propios vehículos particulares.

Desde el municipio sostienen que "la nueva conducción del sindicato es dura con ésta gestión y prueba de ello es que desde que ganaron la elección en el gremio, la relación se tensó mucho".

El municipio de Rufino tiene las cuentas en rojo desde hace varios años. Para destrabar la delicada situación financiera, se suspendieron horas extras, incorporación de personal y viáticos que no sean esenciales. Se renegociarán deudas con proveedores y se exigirá un estudio socioeconómico para los trabajadores eventuales y subsidios sociales y se fijó además un tope publicitario de diez mil pesos mensuales.

robos y atracos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS