Edición Impresa

Con una huelga de hambre desde hace 20 días, Ascaíni exige celeridad de la Justicia

"Ya ha perdido 12 kilos en veinte días y está decidido a seguir hasta que le den respuestas", aseguró ayer a este diario José Nanni., defensor del supuesto narco del sur provincial.

Domingo 27 de Abril de 2014

Carlos Andrés Ascaíni, el empresario de Villa Cañás detenido y procesado por liderar una supuesta organización narco que operaba en el sur provincial con la connivencia de la policía, inició una huelga de hambre en su celda de la cárcel de Villa Devoto para reclamar a la Justicia federal que agilice la causa en la cual también está preso y procesado el ex jefe de la policía santafesina, Hugo Tognoli. "Ya ha perdido 12 kilos en veinte días y está decidido a seguir hasta que le den respuestas", aseguró ayer a este diario el abogado José Nanni, quien junto a Paul Krupnik representa a Ascaíni.

"No les pido la libertad, sino que lean la causa", había dicho Ascaíni a un medio porteño tras iniciar la huelga de hambre el 7 de abril. "Lo que nuestro cliente denuncia con su actitud es lo mismo que está denunciando ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la defensa del comisario Hugo Tognoli. Es decir, que la Cámara de Casación que tiene que resolver el expediente apelado actúe y decida. Hace ocho meses que la causa está parada", dijo Nanni.

Además, coincidiendo con la presentación que ante la Corte nacional hizo el viernes el abogado Carlos Edwards en nombre de Tognoli, hecho del cual este diario dio cuenta en su edición de ayer, Nanni expresó que respecto al pedido de elevación a juicio oral y público de la causa "hay una morosidad impresionante por parte de la fiscal federal de Rosario Adriana Saccone, a la que el juez Marcelo Bailaque ya le hizo el traslado de la causa en tres ocasiones sin tener respuestas".

Trasfondo político. Al ser consultado por qué se da esa morosidad, Nanni sostuvo que "hay una cuestión de carácter político en la causa que lleva a demorar todo el proceso, tanto en Rosario como en la Cámara de Casación de Buenos Aires". Y al poner el acento en por qué no se realiza el juicio oral que ellos han solicitado, comentó que "los fiscales de Rosario armaron una causa en la que imputan a Tognoli y Ascaíni de formar una empresa criminal conjunta sin darse cuenta que les faltaba una persona para conformar una verdadera «asociación». Y esa persona, que es el comisario Norberto Fernández, recién fue apresado la pasada semana y aún no está procesado. Mientras tanto, nuestro cliente y el ex jefe de policía llevan presos más tiempo del pensado".

En una entrevista con el diario Perfil, Ascaíni dijo hace 15 días que es víctima de "una causa armada para perjudicar a Tognoli", y aclaró: "Me pidieron que declare en su contra para mandarlo preso. Si lo hubiera hecho, hoy yo estaría libre". Por esos dichos la defensa del ex jefe policial pidió que se lo cite a declarar a Ascaíni y se investigue la veracidad de esas palabras.

Ascaíni fue detenido el 8 de mayo de 2012 pero por otra causa. El subcomisario Alejandro Druetta, jefe de la Brigada Antidrogas de la Unidad Regional VIII, dijo que personal de su dependencia se topó con el AudiA4 de Ascaíni en el cruce de las rutas 90 y 94 cuando realizaban un patrullaje y que en el interior del auto hallaron 1,160 kilo de "una sustancia blanca" y un arma. "Me estaban esperando para embagayarme. La droga tenía 48 gramos de cocaína y el resto era azúcar y analgésico", dijo el hombre de Villa Cañás a partir de las pericias realizadas.

Amenazas. Ascaíni también dijo que cuando denunció a la policía por ese operativo amenazaron con apresar a su esposa, Carina Leguizamón, quien fue detenida el 5 de abril de 2013 en su casa de Villa Cañás cuando en un allanamiento la policía encontró 2 kilos de cocaína debajo de una cama.

"Un testigo contó que vio cómo uno de los policías metía un paquete dentro de su campera y entraba a la casa. Luego de haber cumplido con su amenaza, estando yo detenido en Venado Tuerto, se apersonó el subcomisario Romero junto a dos personas que se identificaron como Policía de Seguridad Aeroportuaria. Allí me ofrecen que si me hacía cargo de la causa y lo culpaba a Tognoli, ellos le daban la libertad a mi esposa. Y que de lo contrario la mandarían a Ezeiza, donde la estaban esperando para matarla", denunció Ascaíni en un habeas corpus presentado al juez Marcelo Bailaque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS