Edición Impresa

Con un marcado y variado manual de estilo particular

Para muchos, Coudet sigue teniendo esa "locura" de cuando era futbolista de Central, River o San Lorenzo, entre otro conjuntos. La reciente imagen que dejó entrando a la cancha del Gigante para gritar con...

Martes 14 de Abril de 2015

Para muchos, Coudet sigue teniendo esa "locura" de cuando era futbolista de Central, River o San Lorenzo, entre otro conjuntos. La reciente imagen que dejó entrando a la cancha del Gigante para gritar con alma y vida el 2 a 1 que hizo el Flaco Donatti ante San Martín de San Juan cuando se venía el campanazo y maduraba el empate, no hace más que pintarlo cómo vive y siente este deporte. Claro que para otros es como que aún no se sacó el jugador de adentro. No obstante, para su entorno no cambió.

"El Chacho sigue siendo meticuloso. Ve videos de todos los equipos. Es un estudioso del fútbol. Le da trascencencia a todo. No sólo del argentino sino del internacional. Está loco, pero por el fútbol. De loco no tiene nada, sino no hubiese armado el plantel. Porque todos los jugadores vinieron por él", afirmaron las distintas voces que rodean a Coudet en la cotidianidad. Y las pruebas están sobre la mesa. Repatrió a Gustavo Colman de Turquía cuando para la mayoría era un desconocido. "Es distinto. Ya lo van a ver. Viene de estar parado un tiempo, pero lo acomodaremos y quedarán encantados. Jugadores como él quedan pocos", destacó el Chacho sobre el ex Chacarita cuando se conoció que Central lo había contratado.

Cuando se lo consultó por qué ponía a Cristian Villagra de lateral derecho, que dicho sea de paso en inferiores se cansó de jugar en ese sector, el Chacho fue tajante: "Lo pongo ahí porque Kity en Ucrania salió como el mejor defensor derecho durante dos años. Cómo no lo voy a poner".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario