Edición Impresa

Con su nuevo CD, Doves se parece más a los Pink Floyd de esta década

Que Doves lanzó el mejor disco de su carrera lo terminará confirmando el paso de los años. Lo cierto es que "Kingdom Of Rust", su reciente álbum, es la mejor carta de presentación de este trío de rock alternativo británico, de quien muchos ya dicen que son los Pink Floyd de esta década.

Sábado 18 de Abril de 2009

Que Doves lanzó el mejor disco de su carrera lo terminará confirmando el paso de los años. Lo cierto es que "Kingdom Of Rust", su reciente álbum, es la mejor carta de presentación de este trío de rock alternativo británico, de quien muchos ya dicen que son los Pink Floyd de esta década.

Registros variados, guitarras explosivas y violines hipnotizantes. Una producción épica, con reminiscencias de los 70 y una vuelta de tuerca sobre todo para quienes no tenían en la cabeza a los Doves ni la aparición repentina de su cuarto álbum.

"Kingdom of Rust" es el disco que sucede a "Some Cities", de 2005. Un álbum anunciado como el más intrépido, íntimo, cerebral y enérgico del grupo hasta la fecha. Grabado a lo largo de 18 meses, cuando Jez Williams (voz y guitarra), Andy Williams (batería) y Jimi Goodwin (bajo, voz y guitarra) se recluyeron en una granja-estudio en las apartadas tierras del condado de Cheshire, Inglaterra. La banda formó equipo con el colaborador desde hace tiempo de Doves, Dan Austin, para coproducir todos los temas de "Kingdom of Rust" excepto dos. Para esos dos temas restantes ("10.03" y "Winter Hill"), el grupo trabajó con el experto productor John Leckie (Stone Roses, Radiohead).

La canción "Jetstream", uno de los singles del CD, se anuncia como un clásico en el que Doves pisa fuerte. Este tema hereda el ADN bailable de la banda a base de una intensidad abrasadora y de esa especie de estribillo melancólico que se convirtió en marca de Doves.

Según el guitarrista Jez Williams las canciones del álbum son "esquizofrénicas, pero también extrañamente coherentes".

Doves, que mezcla el rock melódico, las guitarras, con cierto toque de sensibilidad electrónica. y que tiene como influencias a bandas como Ultravox!, Stone Roses y U2, nació en Manchester a finales del siglo XX. Pero el origen de este trío es anterior y de naturaleza dispar. A inicios de los 90, forman el proyecto Sub Sub y se integran en la escena dance inglesa. A mediados de la década, tras perder su estudio y el material de su nuevo disco por un incendio, deciden poner fin a su trayectoria electrónica y colocarse al frente de instrumentos convencionales para dar un completo giro a su visión de la música, creando Doves.

"Con este disco nos costó un poco más descubrir lo que estamos tratando de conseguir después de tener 18 o19 años en esta banda. Nunca alguno de nosotros dejó el grupo y aún nos llevamos bastante bien. Aún así, teníamos que estar seguros de que la química seguía funcionando. Y lo hace, claro, pero nos tocó dar un poco de lucha esta vez", comentó Goodwin.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS