Edición Impresa

Con sello femenino, Soledad, Lila Downs y Niña Pastori unieron sus voces en el disco "Raíz"

Las tres referentes de la música de Argentina, México y España dijeron que jamás sintieron prejuicios a la hora de grabar el álbum. "Este proyecto nos puso ante el gran desafío de cruzar fronteras".

Lunes 28 de Julio de 2014

Soledad Pastorutti, la mexicana Lila Downs y la española Niña Pastori grabaron juntas el disco "Raíz", al que consideran como "una experiencia enorme de cruzar fronteras, unidas por una misma esencia". Tres referentes del folclore de Argentina, México y España se reunieron en este proyecto, que estuvo bajo su férreo mando, al punto tal que los productores y arregladores fueron Julio Jiménez "Chaboli", marido de Pastori; Paul Cohen, el esposo de Lila Downs, y el argentino Matías Zapata. El disco incluye clásicos como "La maza", de Silvio Rodríguez; "El día que me quieras", "Que nadie sepa mi sufrir", "El tren del cielo" y "Zapata se queda", entre otras. Mientras comienzan a charlar para diagramar shows conjuntos, las tres damas del folclore hispanoamericano conversaron con Télam sobre su singular experiencia.

—¿Cómo tomaron el proyecto, a unos meses de haber editado el disco?

—Soledad: Vivimos esto con mucha alegría. Es un proyecto que abarca un desdoblamiento en mi carrera en particular, porque crecí conociéndolas a ellas y nunca creés que va a suceder el poder juntarnos y grabar un disco con las canciones que nos gustan.

—Niña Pastori: Este proyecto, grabar el disco y elegir el repertorio, nos puso ante el gran desafío de cruzar fronteras.

—Desde afuera se podría imaginar que el álbum es el producto de una discográfica, pero conociendo a las tres como compositoras y mujeres de carácter está claro que el disco lo manejaron ustedes...

—Lila Downs: Nos propusieron unirnos pero nos dejaron hacer lo que queremos, y como gustamos nos sentimos cómodas y con libertad. Cada una tenía mucho repertorio para elegir, eso estaba bueno. Hay muchísimas canciones, si algún tema no queda bien se puede escoger otro.

—Soledad: A la hora de elegir los temas, la esencia fue lo que nos llegó, si esto nos suena o no.

—Lila Downs: Tomamos una decisión muy importante y linda que fue que cada una tomara canciones de la otra o del repertorio de otro país y las versionara. Y eso fue más enriquecedor, le pone cosas de cada una, lo hace totalmente diferente y me encanta. Te da intriga ver cómo lo hará otra persona que no tiene que ver con tu estilo, pero jamás nos generó prejuicios.

—Niña, ¿cómo reaccionarían los ortodoxos del flamenco a lo que hicieron con canciones tuyas y a cómo le pusiste flamenco a canciones del folclore latinoamericano?

—(Risas) Los flamencólogos ortodoxos ya perdieron la batalla hace tiempo. Nunca les presté atención, así como no lo hicieron Morente, Camarón y Pata Negra. Si ellos no le prestaron atención a la ortodoxia, por qué debería hacerlo yo.

—Soledad: Con "La maza" y "El día que me quieras", que son canciones que tienen una fuerte significancia social en la Argentina, lo que me pasó es que como son artistas muy respetadas y nadie se lo iba a tomar a mal, la insolente en todo caso en mi país sería yo. Estaba bueno barajar y dar de nuevo en mi caso.

—Lila, sos una estudiosa del folklore y a la vez lo expandís a nuevos horizontes, ¿cómo ves hoy la situación del folclore latino?

—El público está más receptivo y a la vez hay un renacimiento de ciertas raíces, comienzan a resurgir estilos de regiones que parecían dormidos, y en realidad lo que sucedía es que las discográficas y la radio y la TV no les prestaban atención, pero estaba en todos los músicos de la región. Y lo interesante está en mestizar esas raíces con otros estilos.

—¿Qué les dicen sus colegas del disco?

—Niña Pastori: Este proyecto tiene un algo, una sensación que cuando lo cuentas con otro músico u otro artista te dicen que es apetecible, que está bueno y cuando lo escuchan por supuesto gusta mucho.

—Soledad: La música te da la libertad de arriesgar, es la intención de querer crecer aún errando el camino. Está bueno escuchar lo que opinan los productores, la gente y los periodistas, porque te pueden ayudar a crecer.

—Soledad, vos viviste ese espíritu crítico de la ortodoxia cuando grabaste tu disco con Emilio Estefan. ¿Cómo lo recordás ahora?

—Hay gente a la que le gusta encasillar y gente que está abierta a todo. Yo creo que la música, cuando realmente llega a la gente, supera todo tipo de análisis. En mi caso, "El tren del cielo" es el tema menos folclórico, más popero de ese disco, pero nunca nadie lo analizó y al día de hoy cierro los shows con ese tema.

—Niña Pastori: Siempre hay momentos interesantes para salir con nuevas canciones porque a la gente le parecerán comerciales o entrañables. En España hay poca creatividad hoy por hoy.

—¿Qué tipo de sonido buscaron darle al disco?

—Niña Pastori: El de las tres. Buscamos que nuestro ADN estuviera bien claro ahí.

—Soledad: Queríamos un disco orgánico, con los instrumentos de cada país. Y salió un disco con un sabor acústico, como son nuestros shows en vivo. Esto es lo que nosotros quisimos y le pusimos todo, nuestra onda y nuestro gusto.

—El disco incluye una canción compuesta por las tres, "La raíz de mi tierra", ¿cómo la compusieron?

—Lila Downs: La compusimos a seis manos entre las tres, y cada una escribió un verso referido a una idea, lo que significaba este encuentro y la música latina para cada una. Queríamos que tímbricamente sonara muy variada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS