Edición Impresa

Con intermitencias, Duendes superó a Marista pero mostró poco de su repertorio

Cuando se lo propuso marcó la diferencia. Y lo hizo con categoría, aunque con chispazos. Por la tercera fecha del Torneo del Interior ayer dejó en el camino a Marista al superarlo por 43-17.

Domingo 28 de Octubre de 2012

Cuando se lo propuso marcó la diferencia. Y lo hizo con categoría, aunque con chispazos. Por la tercera fecha del Torneo del Interior ayer dejó en el camino a Marista al superarlo por 43-17.

   Fue uno de esos partidos que dejó toda la sensación de que el verdinegro lo manejó a su antojo, aún sin jugar en su plenitud. Marista comenzó envalentonado, intentando instalarse en campo rival y presionando. Así generó en los primeros instantes dos penales, de los que anotó sólo uno y sirvió para despertar al gigante dormido ya que Duendes respondió con contundencia, marcando dos tries (Juan Rapuzzi fue el autor de ambos) en apenas cinco minutos que aplacaron a la visita.

   A partir de ahí mostró autoridad y manejó los hilos del encuentro. Pasada la media hora, el uruguayo Joaquín Montes (de flojo desempeño) sancionó un try penal por una infracción en un scrum cuando Duendes lo llevaba “en rueditas” para atrás al pack mendocino.

   Marista, en tanto, no mostró variantes y para sorprender sólo intentó jugar rápido cada pelota que pudo, algo que sólo consiguió en el try de Artigas cuando el verdinegro no logró reposicionarse rápidamente en defensa. Aún así, el equipo rosarino no sufrió sobresaltos y se fue al descanso ganando 21-10.

   En el complemento Duendes arrancó algo desorganizado y por momentos entró en el juego que le propuso la visita. No obstante cuando recomponía su imagen mostraba toda su jerarquía, como en el try de Nicolás Galatro o en el de Román Miralles cuando el partido terminaba. En el medio, una jugada individual del veloz wing Garro terminó en try mendocino que hizo más decoroso el marcador.

   La frutilla del postre fue el soberbio drop de Miralles, ayer capitán del conjunto verdinegro, desde casi mitad de cancha cuando el partido terminaba, más allá de que luego, un segundo try penal concedido por el uruguayo estirara la diferencias para el dueño de casa. La perla negra de la tarde fue la lesión de Alvaro Fulco. El apertura se desgarro por lo que se perdería lo que queda del torneo.

   La victoria fue justa, pero el árbol no debe tapar el bosque. Ayer, más allá de que goleó, Duendes no jugó en su mejor nivel aunque tiene intérpretes para hacerlo. Entre otras cosas tuvo problemas para lanzar el juego, sobre todo desde el line, algo que si corrige mejorará aún más su performance y lo notará en su contundencia. Su handicap se lo pide.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario