Edición Impresa

Con información precisa robaron $ 180 mil de una metalúrgica

Fue la tarde de ayer. Actuaron cuatro delincuentes armados que parecían conocedores del lugar y no lastimaron a nadie.

Viernes 11 de Enero de 2013

Alrededor de las 14.30 de ayer cuatro delincuentes armados entraron a las oficinas de la metalúrgica JS, ubicada en Balcarce al 2900, y en una rápida operación en la que demostraron tener conocimientos previos del lugar lograron llevarse un cuantioso botín de 180 mil pesos en efectivo destinados al pago de la quincena y las vacaciones del personal. No contentos con eso también robaron un Volkswagen Suran propiedad de un empleado de la firma.

"Los malvivientes eran jóvenes, tenían puestos lentes y camisas con mangas largas", dijo uno de los testigos del atraco. Y según los investigadores habrían llegado al lugar caminando o en algún auto que huyó tras ellos.

Sorprendido. Jaime S. tiene 82 años y en 1965 fundó la metalúrgica ubicada pocas cuadras al sur del parque Independencia. Ayer, en diálogo con La Capital, admitió que los ladrones "sabían todo, tenían buena información". Y contó: "Mañana es el último día que trabajo porque después me tomaba vacaciones, entonces ese dinero era para cubrir los compromisos con los empleados".

Al momento del atraco, dijo don Jaime, en la administración había unas diez personas trabajando mientras que en la planta, que queda en la vereda de enfrente, se encontraban 15 operarios. "Pero lo ladrones sólo incursionaron en la administración, no fueron a la fábrica", sostuvo.

"Los tipos estaban armados. Tres de ellos se fueron para atrás y uno se quedó en la entrada. Nos dijeron que era un robo y que nos tiráramos al piso. Yo tengo un escritorio que ocupo en la parte de atrás de la empresa, fueron hasta ahí y me llevaron donde hay una caja fuerte. Sabían que allí había dinero y me lo pidieron", dijo el empresario.

"Luego lo apuntaron al gerente, Daniel C., y lo amenazaron para que abriera otra caja fuerte. Gritaban y nos apuraban, pero no le pegaron a nadie, estaban tranquilos dentro de todo", indicó la víctima.

Recorrida. Los ladrones recorrieron las instalaciones y demostraron que "conocían perfectamente cada rincón", según dijo el empresario metalúrgico: "Después me llevaron adonde estaba el gerente y abrieron la otra caja fuerte. De ahí pasamos a otra oficina en la que está la caja chica, la de las ventas del día que usan los empleados y de la que también se llevaron dinero. Entre las tres cajas se habrán llevado unos 180 mil pesos" en efectivo, dijo. Y recordó: "Es la cuarta vez que me roban en los últimos años y siempre para las fechas en que se pagan el aguinaldo o las vacaciones".

A pesar de la cuantiosa suma de plata levantada, los ladrones no dieron por terminada su tarea. "Cuando estaban por irse me pidieron las llaves de mi auto, un Peugeot blanco. Sabían la marca, el color y el modelo y querían las llaves. Lo que impidió que se lo llevaran es que el auto estaba en la planta y ahí trabajan 15 operarios, no se iban a meter", dijo con cierto consuelo el antiguo y avezado industrial.

Ante la imposibilidad de llevarse el vehículo del empresario optaron por un Volkswagen Suran que pertenece a Benjamín F., el encargado de la planta, quien casualmente lo había dejado estacionado en el garaje de la administración. "Al encargado le preguntaron de quién era el auto y le pidieron las llaves. Para mí que vinieron a pie o una moto los dejó, por que estaban muy interesados en los autos", aseguró don Jaime.

El robo fue ordenado, sin disparar un solo tiro y con una planificación puntual. "No tardaron más de quince minutos. En ningún momento se comportaron mal. A mí en un robo anterior me dieron un culatazo en la cabeza y esta vez no. La verdad que fue un golpe económico grande y uno ya no sabe qué hacer para cuidarse", concluyó el empresario.

COMISARIA 1ª

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS