Edición Impresa

Con firmeza y regularidad, Caranta atraviesa un gran momento en el arco de Central

Si Central está en el lote de arriba es porque colectivamente funciona. Las últimas presentaciones tuvieron un común denominador: la buena labor de su arquero Mauricio Caranta.

Lunes 21 de Abril de 2014

Si Central está en el lote de arriba es porque colectivamente funciona. A veces con más errores que aciertos, pero dando pasos en firme. Y en ese trajinar hay rendimientos que sobresalen. Las últimas presentaciones del Canalla tuvieron un común denominador: la buena labor de su arquero Mauricio Caranta. Es que la firmeza mostrada en cancha de Atlético de Rafaela encontró correlato en lo que fue el empate del sábado en el Gigante, ante Estudiantes. Sin movimientos grandilocuentes, ni voladas espectaculares, ni atajadas que hayan encandilado por sí solas. Pero sí con una calma y un grado de ubicuidad propias de un jugador que atraviesa por un gran momento. ¿Uno de los mejores de su carrera? “No creo”, tiró el uno canalla, quien cómodamente instalado en el habitáculo de la humildad, tiró: “El equipo va creciendo y yo voy creciendo con el equipo”.

   “Soy un convencido de que el fútbol son momentos. Tengo 35 años y hace mucho que estoy en esto. Suelo tener buenos momentos y otros no tanto, como todos, pero acá estoy”. Palabras más, palabras menos, Caranta dejó en claro que está conforme con lo que le toca vivir. De hecho, experimentó la grata sensación del reconocimiento por parte de los hinchas (ya se le tornó una costumbre) cuando fue a ocupar su lugar en el arco de Cordiviola, en la previa del encuentro. Fue por aquella gran actuación en Rafaela y minutos antes de volver a ser una de las piezas clave del equipo, tal como sucedió en el choque contra el Pincha.

   Es difícil establecer si este es el mejor momento de su carrera. De hecho, al propio jugador le cuesta establecer esa aseveración como verdadera, aunque, de sentirlo, le cueste expresarlo. Sí es claro que la experiencia hoy está siendo una de sus mejores aliadas. Se nota en la forma no sólo en la que se expresa como responde a cada peloteo intenso, sino en la forma en la que vive y lleva adelante cada partido. Es que salvo aquel episodio en cancha de Newell’s, todo fue cordura y perfil bajo por parte del arquero. Incluso fuera de la cancha, cuando los resultados se mostraban rebeldes para con el equipo.

   “No me preocupa mi futuro. Creo que hay que terminar este torneo y ver”. La reflexión fue en alusión a la consulta sobre lo que vendrá, pero respecto a su situación particular. Cabe recordar que el arquero tiene contrato hasta junio de 2015. Ocurre que en algún momento el propio jugador deslizó que iba a analizar a fin de este torneo lo que iba a hacer.

   “Creo que tengo un año más de continuidad, pero el fútbol son momentos y hoy puedo estar acá y mañana en otro lado. Hoy lo único que me preocupa es terminar el torneo de la mejor manera”, sintetizó el cordobés.

   Salvo raras excepciones, la cosecha gruesa de cualquier equipo llega por mérito colectivo. Lo de Central fue así. Pero siempre con un Caranta como el principal sostén de un equipo que todavía la pelea.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario