Edición Impresa

Con el título y el récord

El final del combate en el que se coronó por cuarta vez se produjo en el séptimo round cuando el árbitro Hernán Guajardo detuvo las acciones al considerar que era demasiado el castigo de Oliveras a la colombiana.

Domingo 13 de Octubre de 2013

Alejandra Locomotora Oliveras obtuvo el título mundial interino superligero del CMB, que estaba vacante, y marcó un récord inédito, al convertirse en la única mujer de la historia en consagrarse en cuatro divisiones diferentes.

   La jujeña derrotó por nocaut técnico en el séptimo round a la colombiana Lely Luz Florez, en una pelea celebrada en el club Unión de Santo Tomé ante 1.600 espectadores.

   Oliveras ostentó en el pasado las coronas supergallo CMB y ligero AMB, y en la actualidad es campeona pluma de la OMB.

   El final del combate en el que se coronó por cuarta vez se produjo en el séptimo round cuando el árbitro Hernán Guajardo detuvo las acciones al considerar que era demasiado el castigo de Oliveras a la colombiana.

   Hasta ese final anticipado, la múltiple campeona dominó a voluntad a su oponente, con potencia, velocidad y precisión. En los primeros pasajes del combate, Florez respondió golpe por golpe, pero Oliveras siempre llevó la mejor parte.

   A partir del tercer asalto, la retadora estuvo sentida en todos los rounds y, tal vez, su rincón o el árbitro debieron haber considerado detener la pelea para evitar el excesivo castigo.

   La colombiana hizo lo que pudo para sobrellevar el dominio impuesto por la jujeña, que lució arrolladora a pesar que la visitante le marcó el ojo derecho en el segundo capítulo. Pero eso no fue un obstáculo.

   Lejos de amedrentarse, Locomotora intensificó su castigo minuto a minuto, y distribuyendo combinaciones abajo y a la cabeza, fue minando la resistencia de la valiente Florez, quien se sostuvo de pie solamente por su bravura.

   En el semifondo, el brasileño Leandro Mendes Pinto logró el título Latino CMB interino superligero al vencer por nocaut técnico en el décimo round al hasta entonces invicto local Juan Alberto Ríos.

   El santafesino sufrió tres caídas producto del intenso castigo del brasileño, hasta que en el décimo capítulo el árbitro Diego Linari dictaminó el final del combate.

   Más tarde Ríos fue internado en el hospital Cullen de Santa Fe, y fue operado de un coágulo cerebral. Según un parte médico, la intervención fue exitosa y el boxeador reaccionó favorablemente.

   Por su parte, el campeón mosca de la AMB, Juan Carlos Cotón Reveco, defendía el título al cierre de esta edición frente al panameño Ricardo El Matemático Núñez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS