Edición Impresa

Con el nuevo boleto, el municipio promete mejoras en el transporte

Según la secretaria de Servicios Públicos, el ajuste tarifario permitirá "recuperar la calidad del servicio que los rosarinos tanto exigen".

Sábado 20 de Diciembre de 2014

Con el debut de la nueva tarifa del transporte, el municipio prometió ayer que el servicio que usan a diario 500 mil pasajeros "recuperará la calidad que los rosarinos tanto exigen". Así lo planteó la secretaria de Servicios Públicos, Clara García, quien estimó que una de las mejoras concretas que sumará el sistema será retomar la política de renovación de unidades. La funcionaria valoró la decisión del Concejo de aumentar el boleto, aunque recordó que "sigue algo atrasado respecto al valor real".

Desde el primer minuto de hoy comenzó a regir el nuevo cuadro tarifario del transporte, votado en la última sesión del año en el Palacio Vasallo. El boleto convencional pasó de $ 4,30 a 5 pesos y llevó tranquilidad a la Intendencia.

"Este acercamiento de la tarifa al costo del servicio del transporte nos va a permitir una mejor posición como para recuperar esa calidad que los rosarinos tanto exigen", afirmó García.

En declaraciones a La Ocho, la funcionaria municipal sostuvo que el incremento aprobado por los ediles le permite a la Municipalidad "estar en una mejor posición para exigir calidad. Este fue un año en donde a diferencia de la última década, se había frenado la reposición de coches nuevos, una situación que era inédita para Rosario".

Consultada sobre si habrá mayor control a las empresas del sistema ante el incremento de las sanciones por incumplimiento en frecuencias e higiene que dispuso el cuerpo, García aclaró: "La fiscalización del servicio siempre se ejerció".

"Esta realidad económica diferente —continuó—nos da la posibilidad de que estas cuestiones tengan un mejor plafón para solucionar los problemas, pero en definitiva no sólo es imponer una multa sino tener un presupuesto real como para poder solucionar los problemas".

Por su parte, el concejal Jorge Boasso, quien votó en contra del aumento, afirmó que no era necesario ajustar la tarifa e ironizó: "¿En el mismo día que se aprueba la coparticipación del impuesto de sellos para el transporte pretenden un aumento inútil?".

Para el edil radical, el debate sobre la tarifa del transporte "es siempre una decisión política, no sólo técnica. Antes quienes pedían aumentar la tarifa eran los empresarios; hoy quien más presiona para subir el boleto es (la intendenta) Mónica Fein, que tiene a cargo la mitad del sistema de transporte de la ciudad con la Semtur y La Mixta".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario