Edición Impresa

Comienzan las obras de construcción del puente sobre el arroyo San Lorenzo

La estructura que se levantará sobre la avenida San Martín, sobre el arroyo San Lorenzo, reemplazará a la derrumbada en octubre de 2012 a raíz de un violento temporal.

Domingo 26 de Enero de 2014

La empresa Antonino Milisenda, adjudicataria de la construcción del puente entre San Lorenzo y Puerto San Martín, instaló su obrador y comenzó a realizar los primeros trabajos para erigir la nueva estructura. En los últimos días de la semana iniciaron los trabajos la instalación del cerco perimetral y estiman que los primeros pilotes se construirán a mediados de febrero. La estructura que se levantará sobre la avenida San Martín, sobre el arroyo San Lorenzo, reemplazará a la derrumbada en octubre de 2012 a raíz de un violento temporal.

   La firma instaló en un sector contiguo al lugar donde se construirá el puente una casilla donde funcionarán sus oficinas técnicas. “Es probable que esta misma semana comiencen a colocar las sendas en las que se construirán las vigas. También se espera mejorar la bajada existente, para que puedan bajar los camiones y la piloteadora”, indicó a La Capital, Dante Gómez, secretario de Gobierno de Puerto San Martín.

   El funcionario estimó que para mediados de febrero comenzarían los trabajos de construcción de los pilotes principales, que demandará al gobierno provincial una inversión que supera los 11 millones de pesos. La concesionaria tendrá un plazo de siete meses para concluir la obra que, pese a que fue adjudicada en octubre del año pasado, recién inicia las tareas a raíz de ciertas dilaciones en el envío de fondos a la empresa.

   “El puente se realizará con otras técnicas de construcción, estará hecho con una estructura de hormigón y será más ancho. El que se cayó era un puente obsoleto y esta es una obra de infraestructura moderna que la reemplazará con creces”, expresó el intendente sanlorencino, Leonardo Raimundo, quien recorrió la zona.

   El funcionario precisó además que “la plataforma dispondrá de veredas peatonales y tendrá cuarenta metros de largo y diez de ancho, por lo que en ambas dimensiones presentará una extensión mayor que la vieja estructura”.

   El nuevo enlace, esperado con gran expectativa no sólo por sanlorencinos y puertenses sino por los habitantes de la zona, se demoró desde el arranque, cuando debía demolerse lo que quedó de la estructura derrumbada y por el proceso licitatorio que se extendió por sucesivos fracasos.

Frustradas. Es que tras el derrumbe del puente, sucedió una serie de frustradas licitaciones para las trabajos de demolición y retiro de los restos del puente del cauce del arroyo, trabajos que finalmente se concretaron con personal de los municipios de ambas márgenes.

   En octubre de 2012, el gobierno provincial adjudicó la construcción del nuevo puente a la empresa mencionada, que presupuestó los trabajos en 11.079.407 pesos, cifra ubicada un 0,33 por ciento por debajo del presupuesto oficial.

   La caída del antiguo puente se produjo el 30 de octubre de 2012, pocos días después de la tormenta que se abatió el 21 de ese mes. La deteriorada estructura se partió en dos y cayó luego de resistir el gigantesco aluvión proveniente de los campos vecinos.

   Simultáneamente, la ruta 11 también estuvo cortada, por lo que ambas ciudades quedaron conectadas por dos pequeños puentes. Luego el Ejército instaló un puente Mabey a pocos metros de la estructura colapsada. La obra demandó un pago a la fuerza de seguridad de 150 mil pesos, 60 mil mensuales de alquiler y cuatro mil por mantenimiento, que asumieron los municipios. El Mabey se terminó de instalar el 2 de diciembre, pero recién el 11 quedó habilitado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS