Edición Impresa

Comienza la gestión de los subsidios para las víctimas

Asistencia en marcha a casi una semana de la mayor catástrofe que vivió la ciudad. El trámite se hará, desde las 8, en la sede de la Gobernación. Según cálculos oficiales, hay 238 viviendas seriamente dañadas.

Lunes 12 de Agosto de 2013

Desde hoy, los damnificados por la explosión del edificio de Salta al 2141, que se llevó la vida de 18 personas, podrán empezar a gestionar los subsidios y créditos dispuestos por Nación, provincia y municipio. Entre las 8 y las 16, en el Centro Cívico gubernamental de Santa Fe y Dorrego se recibirá a los residentes de las viviendas ubicadas en la zona afectada. Según estimaciones oficiales, sólo en la cuadra de Salta, entre Balcarce y Oroño, hay 238 propiedades seriamente dañadas. En tanto, en la zona del derrumbe los rescatistas hallaron ayer otros tres cuerpos (ver página 17).

Operadores del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia serán los encargados de recibir hoy a las familias que, en su gran mayoría, ya están registradas y han sido asistidas previamente para resolver las cuestiones más urgentes como su alojamiento, la necesidad de medicamentos o la falta de documentación.

Según explicó la titular de esa cartera, Mónica Bifarello, "de las 238 viviendas que fueron afectadas ya pudimos contactar o relevar al 95 por ciento de los habitantes y han sido registrados".

Desde hoy, entonces, comenzará un "programa integral de asistencia" para acompañar a las víctimas de la tragedia hasta tanto termine el trabajo de los rescatistas, la remoción definitiva de los escombros, la limpieza de la zona y la reconstrucción de los edificios dañados estructuralmente.

"Son personas que por un largo tiempo estarán excluidas de permanecer en sus viviendas. Por eso no sólo hablamos de subsidios o créditos sino de acompañarlas en cuestiones vinculadas a la salud o sus necesidades de asistencia psicológica o jurídica", apuntó.

Opciones. Entre las distintas líneas de ayuda dispuestas para los damnificados por la catástrofe, la provincia dispuso dos tipos de subsidios para los que vivían en las construcciones afectadas. Estos podrán empezar a tramitarse a desde hoy y están destinados a "los residentes, independientemente que fueran inquilinos o propietarios", aclaró Bifarello.

El primer tipo de subsidios tiene un monto de 20 mil pesos para resolver la cuestión habitacional, Es decir: solventar un nuevo lugar donde vivir hasta que se complete la reconstrucción de las edificaciones dañadas. En ese sentido, ya hubo conversaciones con la Cámara de Empresas Inmobiliarias para que se morigeren las exigencias de los contratos de alquiler para esas personas.

Además, habrá otra línea de asistencia con subsidios de hasta 50 mil pesos para que los que padecieron la destrucción total de sus viviendas puedan adquirir muebles o demás elementos de la casa.

Créditos. A esto se sumarán los créditos ofrecidos por el gobierno nacional a través del programa Procrear que gestiona el Banco Hipotecario. La habilitación de una línea especial de préstamos fue anunciada el miércoles pasado y, desde el viernes, pueden tramitarse en las oficinas de Santa Fe 1429 de la entidad.

El titular de la Ansés Regional Litoral, Martín Gainza, indicó que ya se habían recibido algunas consultas por los créditos con montos de hasta 400 mil pesos para comprar o construir viviendas destinados a familias que hayan perdido su casa, o de 60 mil para la refacción de las construcciones afectadas por la onda expansiva de la explosión.

En el primer caso, para las familias con ingresos menores a 6 mil pesos mensuales, el financiamiento es a 30 años con una tasa anual del 2 por ciento fija los primeros cinco años y 4 por ciento anual a partir del sexto. Para los que tengan ingresos superiores, el crédito es a 20 años con tasas desde el 7 por ciento fija en pesos los primeros cinco años y ajustable a partir del sexto.

Los préstamos para la refacción de viviendas son personales a 48 meses con tasa fija del 7 por ciento en pesos.

Gainza indicó que los damnificados deben presentarse en las unid des de la Ansés o en la sucursal del Hipotecario. Recibirán un formulario especialmente diseñado donde deberán incluir los datos personales del solicitante y las pérdidas registradas en el hogar. "Una vez que se complete el escrito, los verificadores se encargarán de chequear la información y, cuando se complete esta tarea, el dinero estará disponible de inmediato", apuntó.

El municipio, a través del Banco Municipal, asistirá también a las familias afectadas por el siniestro a través de créditos para la compra de muebles, electrodomésticos y demás enseres arruinados.

Son de hasta 50.000 pesos, a devolver en 60 meses y con un interés del cinco por ciento.

Para acceder a un nuevo DNI

La falta del documento nacional de identidad (DNI), perdido o dañado tras la explosión del edificio de Salta 2141, es uno de los problemas que comparten muchos damnificados por la tragedia. Sobre el fin de la semana, un móvil del Registro Nacional de las Personas estuvo en la gobernación atendiendo a las víctimas que necesitaban tramitar un nuevo DNI. Desde hoy esa gestión se hará en las oficinas del centro de documentación rápida (Santa Fe 1041), sin necesidad de turnos previos ni de llevar partidas de nacimiento, y sin costo alguno. Pero previamente hay que iniciar la tramitación en la sede gubernamental de Santa Fe y Dorrego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS